Libro: Consiga a casi cualquier mujer.

LIBRO

Voy a escribir un libro titulado «Consiga a casi cualquier mujer». Dicho libro consta de los siguientes capítulos:

I – Comunicación.
En ese capítulo abordaré la importancia de saber escribir y hablar. Todo esto para que usted tenga la herramienta más poderosa para que sus ideas proliferen en la sociedad que día a día se esmera en destruirlo.

II – Ciencias básicas.
Un compendio de física, química y matemáticas. Se intenta que el lector sepa las razones por las cuales la naturaleza se comporta de una forma tan extraña. Recuerde que la madre naturaleza es una mujer, y si usted no la entiende, mucho menos entenderá a la mujer que quiere conquistar.

III – Historia y filosofía.
Un viaje por los textos de los mejores pensadores y las repercusiones sociales de sus ideas. También abordaremos a cada uno de ellos por su contexto histórico, desde la invención de la escritura hasta el siglo XXI.

IV – Psicología y sociología.
Una introducción al pensamiento y el cómo funcionan las cabezas de las personas, también abordaremos lo peligroso de que las cabezas se junten para formar una sociedad y cómo combatir la reacia ignorancia en masa.

Y bueno, tal vez se estará preguntando: ¿Y en qué momento me enseñan sobre cómo conquistar mujeres?

Eso se aborda en el último capítulo y más importante:

V – Superación personal.

Es un discurso donde yo le digo lo siguiente: A través de los capítulos pasados hemos abordado muchos temas que usted posiblemente nunca había leído en su vida,  ¿cómo lo sé?, por la sencilla razón de que está leyendo este libro. Entre más sabe usted del mundo más se va dando cuenta de lo mucho que ignora y de lo mucho que le falta crecer como persona.

Porque sépalo bien: Entre más conocimiento le falta, más incompleto se siente usted como persona, llevándolo a un frío vacío existencial, eso le dará razones para vivir y moverse, es la magia del que mucho sabe y a pesar de ello todo lo ignora, el eterno oxímoron del aprendizaje.

Este sentimiento de vacío lo hará leer y cultivarse más, en esta aventura se dará cuenta de algo muy importante: Usted no puede estar con ninguna mujer si no ha terminado de completar ese vacío con conocimiento y experiencia. Se dará cuenta que usted nunca necesitó a una mujer para sentirse completo, era la ignorancia lo que le hacía creer que necesitaba de alguien más para ser feliz o para lograr algo con su vida.

Se percatará que su principal error siempre ha radicado en no trabajar en usted como persona y a pesar de ello ha querido cometer el error de querer dar «todo de sí», claro,  cuando usted no ha logrado ser nada.

Cuando termine este capítulo apenas su viaje habrá iniciado, espero y lo disfrute mucho. Porque créame que por primera vez en su vida sentirá una ambición mucho más poderosa. Recuerde bien que los placeres de la carne son finitos, pero, los placeres intelectuales no conocen límites.

Habrá muchas personas con las que usted deseará estar durante ese viaje, no repare mucho en ellas, no van hacia el mismo lugar, ellas no han querido siquiera empezar su propio camino.

¿Estará solo?,  no cabe duda, ser mejor persona es un viaje donde la soledad encapota cada rincón donde apenas empieza a vislumbrar la luz, pero, no se sienta del todo mal. En el trayecto conocerá a muchas personas que están intentando lo mismo que usted, guárdelos como sus mejores amigos y amigas, y un día, cuando menos se percate, llegará una persona a su vida que estará buscando llegar al mismo lugar a donde se dirige usted, esa persona lo tomará de la mano y lo acompañará, lo hará sentir seguro de sí mismo, no tenga miedo, no es malo tener a alguien que lo acompañe.

Sin darse cuenta habrán pasado los años y notará que nunca pudieron llegar al lugar a donde se dirigían los dos, la extraña contradicción del que todo busca pero nada encuentra, pero, usted mirará todo el camino que ha recorrido a la mano de su acompañante, y bueno, todo eso que ha dejado atrás es exactamente lo que llamamos amor.

Felicidades.

De Pink Floyd a los molinos de viento.

PERROTE.jpg

Hice una encuesta en Facebook para ver cuál guitarrista les gustaba más: David Gilmour o Syd Barrett. No sé amigos, debo decir que aquellos que votaron por Syd me tienen algo sorprendidos, ¿cómo prefieren a Syd sobre todo el aporte que hizo Gilmour hacia Pink Floyd?

De hecho me parece que hasta desconocen de lo que hablamos. Syd Barret solo tocó en dos discos de Pink Floyd: Piper at the Gates of Dawn y A Saucerful of Secrets. Las drogas lo destruyeron y no se volvió a saber más de él (gracias a Dios).

Ambos discos son rock psicodélico, ¿los han escuchado?, ni parece que estés escuchando a Pink Floyd, debido a la sencilla razón de que Pink Floyd marca historia hasta que entran de lleno a lo que les corresponde: Rock progresivo y sinfónico, fin de la historia. Que por cierto, eso es algo normal, Pink Floyd tiene una historia bien interesante que muchos deberían leer, más que nada para conectar ideas random, digno de alguien con déficit de atención:

¿Sabían que el primer nombre de la banda fue «6sigma» (six sigma)?, el nombre es fácil de recordar si eres de ingeniería o has leído algo del control de calidad. En la actualidad la metodología six sigma (6σ) es una de las que tienen más prestigio en el mundo, es muy caro sacar una certificación, yo no las he visto en Chihuahua, sólo en el Tec de Monterrey (carísimas).

No es la primera vez que algo relacionado a la desviación estándar toma tanta popularidad, para mí el 2012 fue el año de la desviación estándar, ¿recuerdan que cuando la CERN anunció el bosón de Higgs lo hizo diciendo que habían hecho el descubrimiento basándose en cinco sigmas (5σ)?, algo muy típico a la hora de presentar resultados científicos basándose en la probabilidad y la estadística, el mundo sentía que les estaban hablando en mandarín.

Pero volviendo a PF: La banda tomó forma desde su tercer álbum, «Music from the film More», para mí es un gran álbum, más que nada por la historia que tiene. Entre los 60’s y 70’s PF fue a la isla de Ibiza para grabar el soundtrack de la película «More», la cual por cierto está recomendada, siempre ha figurado en las listas de películas de culto, ¿razón?, pues por el simple hecho de que toda la música de la película es de Pink Floyd, esa y The Wall son las únicas dos películas que gozan tanto sountrack aportado por PF.

Las canciones son diferentes no sólo a lo que la banda ya había hecho, sino para la época.  La primera es de Roger Waters, «Cirrus Minor». Está hecha con órganos y el peculiar sonido de un pájaro, ¿adivinen qué pájaro es?, nada más y nada menos que un ruiseñor. Los sonidos del canto del ruiseñor provienen de una grabación de 1961. A mí lo que me parece peculiar es que es exactamente el año en que Harper Lee recibió su premio Pulitzer por su famosa e impresionante obra literaria «Matar a un ruiseñor» (Killing a Mockingbird), la cual fue escrita tan solo un año antes (1960).

Por cierto, ¿sabían que Harper Lee era la mejor amiga de Truman Capote?, famoso autor de la obra literaria «A sangre fría», pero también de la menos conocida, «Música para camaleones», dicho libro sería la inspiración de Fito Páez para sacar su canción homónima, que por cierto, también es uno de mis músicos favoritos de habla hispana, amo sus referencias literarias. No es la única, tiene cientos, sólo para que te des una idea: La canción «Polaroid de locura» está basada en la obra de Bukowski, «la chica más guapa de la ciudad», así podría seguir la lista.

En fin, volviendo a PF: El disco de More (así lo encuentran en spotify) tiene muchas canciones interesantes, todas ya tienen la esencia de la banda, pero si se puede destacar una sobre las demás es la de «Ibiza bar», canción que como podrán imaginar está basada en las experiencias que tuvieron en Ibiza, y claro, que ahora forma parte del folclor e historia general de dicho lugar.

Que hablando de Ibiza, para mí tiene una importancia muy peculiar: Los cigarros «Pall Mall Ibiza sunset» salieron exactamente en el 2014 (año en el que entré a la universidad), también los conocemos vulgarmente como «sabor cereza», pero el sabor es «Ibiza sunset».

Los empecé a comprar porque los fumaba la chica que me gustaba en aquellos tiempos, a esa chica hoy la conocemos como «la chica problemas», esa de esas mujeres que sólo llegó a mi vida y a la de mis amigos para ocasionar problemas.

Todos me habían dicho que esa mujer no era digna de mí, nunca les creí, solo hice gala de mi postura de quijotería en querer mantener una relación a través de actos imaginarios y nada justificados por la lógica.

El día que por fin me decidí sacarla de mi vida, me fumé un cigarro Ibiza Sunset mientras en mis auriculares sonaba «Time», Pink Floyd, álbum The Dark Side of The Moon. La puse con la intención especial de hacerme recordar todo el tiempo que había desperdiciado en una persona.

En fin, por cierto, la palabra «quijotería» proviene (obviamente) de la obra de «Don Quijote de la Mancha», del capítulo VIII, cuando el Quijote pelea contra los molinos de viento. Ese acto de locura, de enemigos imaginarios y de actos nada justificados es lo que hoy nos trae tan bohemia palabra.

Por cierto, la portada del álbum de More de PF es precisamente un molino de viento, esto debido a la característica arquitectura vieja de Ibiza… Qué curioso, ¿no?

En fin, así es Pink Floyd, y solo estoy hablando de uno de sus muchos discos, de una de las miles de historias con las que lo relaciono, sin siquiera entrar a mis favoritos, porque en efecto, More no es de mis favoritos, pero igual lo amo.

¡Qué buena música, joder!

Vestirse rosa – 3 de octubre

rosita.jpg

Antes que nada he de admitir que este artículo lo escribo escuchando la canción de Joaquín Sabina titulada: «La canción más hermosa del mundo». Esto lo hago con la finalidad de que en el furor de la querella en la que hoy nos encontramos ustedes y yo, esta prodigiosa pluma no vaya a transgredir en algo tan trágico como abusar de la jerga prosaica que a veces caracteriza este hermoso santuario llamado «3deep5me», esta hermosa congregación de la gente que todavía cree que usar el pensamiento crítico es un arma de destrucción masiva lo suficientemente poderosa como para cambiar todos los males que encapotan el hermoso mundo en el que vivo. Ese hermoso mundo que más de una vez me ha demostrado que solo hay tres formas de vida inteligente en este planeta: Mi profesor Talamás, los delfines y yo.

Mi amado lector, perdón si conforme avanza la lectura va asomándose mi ego o mi arrogancia, estoy respirando profundamente para no perder los estribos de este fiero Rocinante que busca galopar raudo en las praderas a las que hemos evitado ir por mucho tiempo, ese hermoso lugar llamado: «¿Por qué no van todos a chingar su puta madre?, bola de esnobs borregos hijos de puta».

Resulta que un pendejo recuerda que en la película de «Mean Girls» se visten de rosa, y claro, también relaciona mal la fecha 3 de octubre, crea un meme sobre el porqué todos debemos vestir de rosa para conmemorar a una película, que admítanoslo, es mala. ¿Qué tenemos como resultado?, un montón de ovejas vistiendo de rosa sólo porque lo vieron en un puto meme viral de Facebook.

Mi profesor Talamás dijo en una clase de transferencia de masa: «Deben ejercitar la memoria, no hay mayor signo de inteligencia que una buena memoria», por eso no nos dejaba usar formulario. Yo discrepo en cierta parte de su argumento, pero sí estoy de acuerdo con la frase: «Todo aquél que no recuerde su historia está condenado a repetirla».  Y eso, quieras o no, tiene que ver con la memoria.

¿No recuerdan lo que pasó el 27 de junio del 2015?, porque yo lo recuerdo como si hubiese sido ayer, ese día comí enchiladas, Dr. Pepper y me pegué con el barandal de la casa, (¿una de las tantas ventajas de escribir?, entrenar la memoria, claro está), pero toma mi mano, deja te ayudo a recordar un poco:

Facebook lanza la aplicación para poder pintar de arcoíris tu imagen de perfil, esto con la finalidad de supuestamente «apoyar» a la comunidad LGBT. Todo se hace viral y comienzan los debates de lo que critican la moda, los que la adoptan y la «raza superior» que crítica toda la situación como tal. Aquí en el blog adoptamos la postura de la raza superior y despilfarramos mierda a borbotones pero al hecho de ir como borregos a colorear la imagen por el acto hipócrita de no apoyar a dicha comunidad el resto del año, pero, oye… ¿Cómo te vas a resistir a pintar tu imagen de perfil con un arcoíris?, ¿y gratis?, ¡puto ofertón!

El inexorable transcurrir del tiempo termina por poner a cada uno en su lugar, ¿Quién tuvo la razón?, yo, como siempre suelo tenerla. Los días subsiguientes Facebook lanza la noticia de que fue para ver cómo se comportaban los usuarios, ver la facilidad de manipular a las personas a través de la plataforma. ¿Qué cara puso la gente?, pues la misma, la misma cara de pendejos que cargan todos los días.

«No puede ser, Facebook me ha dicho que soy un puto borrego manipulable», claro que sí, ¿qué carajos esperabas?, ¿una medalla a la solidaridad y los movimientos altruistas fútiles de las redes sociales?, ¡claro que no!, sólo fuiste una parte más de la experimentación de la psicología de masas.

¿Por qué crees que la bolsa de trabajo de DeepMind busca a psicólogos, antropólogos, comunicólogos y cualquier docto en el área de las humanidades?, lo sé, no sabes ni qué carajos es DeepMind, ve y busca, ¿listo?, ¿seguimos?, pues exacto: Para saber cómo piensas, como actúas y cómo tratarte mejor a través de las inteligencias artificiales.

Porque aunque todos sabemos que eres un pendejo, las computadoras todavía tienen esperanza en ti, claro está, esto último hasta que DeepMind les demuestre matemáticamente (con álgebra booleana, supongo) que eres un pendejo y que realmente no vales la pena como recurso humano.

¿Qué aprendimos de la lección aquél día?, pues al parecer nada. ¿No habíamos dicho que la inteligencia se podía denotar debido a una buena memoria?, ¿sientes ese olor?, ¿qué es?, cierto, huele a pendejo, huele a un pendejo que fue manipulado por una plataforma internacional y que ahora está siendo víctima de un puto meme de mierda, ¿de qué sirve el conocimiento empírico?, ¿de qué sirve que te llamen pendejo una vez si apenas tres años después estás cayendo en las mismas mierdas?, esto ni siquiera es un argumento casuístico, ya estamos aludiendo completamente a tu puto déficit de pensamiento crítico.

Nadie te está diciendo que no te pongas ropa color rosa, lo que te están criticando es que vayas como puto borrego a ponerte ropa sólo porque una imagen de Facebook lo dice.

Además (ya se acabó la canción, ya valiste verga), ¿Pero qué carajos?, ¿no viste la puta película?, si vas a dedicar una hora y media de tu vida a ver una película mala, mínimo sácale un poco de provecho. ¿Cuál es la lección de Mean Girls?

La protagonista pierde a sus amigos verdaderos por adoptar actitudes superficiales y pendejas, intenta encajar en la sociedad siguiendo modas y patrones de comportamiento superfluos, intenta ser alguien que no es. En su camino a llegar hacia ningún lugar lo pierde todo y daña a personas que la querían por lo que realmente era.

Las «plásticas» tienen modas y decisiones pendejas, todo superficial, nada esencial.

Ahora, tú toda pendeja vas y te pones puta ropa rosa porque una puta imagen de Facebook te lo dice. Con ello aludes a que estás de acuerdo con el comportamiento de las principales antagonistas de la película, ¿y dónde quedó la lección de la película?, ¿dónde quedó el hecho de no seguir modas pendejas para intentar pertenecer a algo?

Créeme cuando te digo, entre más te esmeras por formar parte de algo más perteneces al grupo de los que no son nadie.

Perdón, ya se me derramó la tinta, ya se acabó la canción, ya se acabó la paz interior. Es que no encuentro palabras más ofensivas que llamarte pendeja/o, porque eso es lo que eres. Lo más bajo de esta sociedad, lo más fácil de aplastar y manipular, no hay palabras, has alcanzado lo que en mi argot llamamos: Persona innominable.

¡Ay no!, es que siento que me voy a desmayar, ¡qué te jodan!, pendejo tú, pendeja tu familia que mantuvo a un puto retrasado y pendejo yo que no te he sacado de mi vida antes de que me pegues lo pendejo por ósmosis o una mierda así, ¡ay no!, ya se me fue toda la educación del tintero, mira la mancha que dejaste en mi escritorio donde sólo queremos escribir obras divinas y tributos al nuestro amado señor Dios que nos regala tanto.

Esto no puede ser un error, no otra vez mi hermoso bolígrafo siendo un lapsus calami por antonomasia, no de nuevo, no por ti, hija/o de puta.

En fin, ¿qué puedo hacer?, al final 3deep5me es mi terapeuta, ¿y sabes qué me ha susurrado al oído?, en efecto, que eres un pendejo, no puedo estar equivocado.

P.S.

Ni argumenten lo del cáncer, que a mí no me van a ver la cara de pendejo. Si quiere ver una allí debe haber muchos espejitos en tu puta casa de autistas en etapa terminal.

#PeaceOut.

En búsqueda de la felicidad

539w

—¿Para qué haces la tarea?
—Porque si no la hago me van a reprobar.
—¿Y qué?
—Pues si me reprueban no voy a terminar la carrera.
—¿Y para qué?
—Porque a mí me dijeron desde pequeño que para ser alguien en esta vida tenía que estudiar y no ser un ignaro. Además, tener una carrera me ayudará a tener un mejor trabajo, más oportunidades.
—¿Para qué quieres un mejor trabajo?, ¿para qué quieres mejores oportunidades?
—Pues porque me gustaría tener una buena vida, poder formar una familia, poder ser autosuficiente. Quiero tener dinero para poder tener mis lujos, poder viajar, poder comprar lo que necesite.
—¿Para qué?
—Porque eso me hace feliz.
—¿Por qué quieres ser feliz?
—Porque así me educaron, porque vivo subyugado ante el paradigma de un estilo de vida hedonista.  No veo más allá que encontrar la felicidad, ya sea a través del dinero, del poder, de la fama, de la comida, las drogas, el amor, el sexo. Soy una máquina programada en busca de la felicidad, no me interesa nada, todos mis movimientos como ser humano están gobernados para buscar descargas de dopamina y otros neurotransmisores en mi cerebro. Puedo creer que estoy haciendo algo porque mi consciente así lo ha dictado, pero no, cada movimiento en mi vida es gobernado por el propio onanismo subliminal que tiene mi cerebro, esa adicción a estar dopado, esa adicción a ser feliz.
—Pero, ¿por qué quieres ser feliz?
—Porque no quiero estar triste.
—¿Por qué?
—Porque no me gusta la tristeza, sólo quiero vivir feliz, incluso si ser feliz es sinónimo de vivir en la profunda ignorancia. No me gusta pensar las cosas, no me gusta ahogarme en vasos de agua, no me gusta ahorcarme con mis propias manos. No tengo deseos en indagar más allá, no tengo interés en buscar algo que no sea la propia felicidad, ¿para qué me molesto?, no quiero saber qué va a pasar mañana, no quiero saber que pasó hoy o qué está pasando en estos momentos. No me interesa el origen de la vida, no me interesa la vida después de la muerte, no me interesa si el Dios en el que creo existe o no, no me interesa saber qué hay más allá de las fronteras de la conocido, no me interesa lo desconocido, no me interesa nada que no sea la búsqueda de mi propia felicidad, sólo quiero ser feliz a costa de lo que sea. Sólo quiero ser feliz si el simple hecho de buscar mi felicidad conlleva a crear competencias sociales, una competencia moral y ética entre las personas, ver quién puede más, quién es más apto para ganar esa carrera de 200 metros planos y recibir otra descarga de felicidad. Ver quién puede obtener ese título universitario y regocijarse en las descargas de felicidad que conllevan las felicitaciones de los familiares y el alimento diario de mi ego. Ver quién está más preparado para ganar ese puesto de trabajo y recibir otra descarga de felicidad.

Recibir todo lo que busco para ser feliz, volver la vida un sistema de competencias, que con cada triunfo mío, voy desbordando tristeza y miseria por donde camino, no me importa que la fuerza de unos dependa de la debilidad ajena.  He venido a ser feliz, y no me importa cuanta desdicha siembre tras mis pasos, porque este es mi sino podrido, la cruz que cargo por el hecho de existir.

Ser feliz al final del día es venir a la vida para volver infelices a todo aquél que se cruce en nuestro camino en búsqueda de la felicidad.

—¿Y dices que el loco es Efraín por pensar todos los días si realmente vale la pena seguir viviendo?
—Sí.

Enamorarse de las locas

Resultado de imagen para crazy woman

 

—Hola Efraín, te presento a mi amiga Verónica. Ella es de una familia estable, con una «inteligencia emocional» sana, tenía ganas de conocerte pero es algo tímida. Además, ella dice que le gusta mucho lo que escribes.
—Hola Efraín, me gustó mucho tu texto sobre los em…
—¿Ah sí?, qué padre, un momento… ¿Quién es aquella chica en la esquina pintando pentagramas con sangre en la pared?
—¡Uy no!, a esa ni la veas. Ella Amelia, aunque también es L’spar’duk’har, o al menos así se hace llamar, significa «espíritu maligno del bosque» en una lengua muerta que sólo ella conoce y que aprendió navegando en la deep web. No la veas Efraín, está loca. Sus  papas se suicidaron y ella vivió con los cadáveres en putrefacción seis meses. Luego la adoptó una familia y su padrastro la violó y la torturó. Todos sus exnovios la han engañado, tiene terrores nocturnos por las noches y despierta gritando y llorando. Además, su última relación fue con un perro rottweiler con el cual tuvo una especie de homúnculo, mitad humano, mitad perro, una especie de pug antropomorfo que murió a los seis meses por problemas respiratorios, igual que los pug. Tiene cita con su psiquiatra los siete días de la semana,  cree que es la reencarnación de una mantis religiosa cuya única misión es comerse la cabeza de todos los hombres, además toma más medicamentos que un anciano de 70 años con diabetes.  ¿Recuerdas a Jorge?, ¿Cómo crees que perdió la mitad de su verga?, no la veas, está loca, no se puede, ¡aléjate!, tiene un certificado donde dice que es biológicamente incapacitada para amar.
—¡No mameeeeees!, ¿ya viste?, tiene unos ojos hermosos,  ¡ay no!, creo que la amo. Deja hablo con ella…

.  .  .

—Hola hermosa, he visto 14 millones de realidades y en todas me mandas a la verga, menos en esta… ¿Te gustaría hablar de las ganas que tengo de que me comas las cabezas?
—Me das asco.
—Te amo.
—Me das asco.
—Te amo.
—Me das asco.
—¿Te gustaría salir a otro lugar donde haya menos personas inferiores a nosotros?
—Bueno.

Y así es como Efraín después de seis meses de relación termina con el corazón roto, llorando, escuchando canciones de Joan Sebastián y preguntándose la razón por la cual Dios lo volvió un ser hecho para amar a pura loca y discapacitada mental.

Soy un imán de locas, no me doy cuenta que están locas hasta que es demasiado tarde, no veo las señales, no tengo ese gen. Así como hay personas que no pueden detectar el olor a cianuro, los daltónicos, etcétera. Yo no puedo ver las señales obvias de la locura hasta que ya es demasiado tarde, incluso si las tengo frente a mí. No veo nada hasta que ya estoy muerto.

Ayuda, ¿por qué siempre dejan que me enamore de las locas?, ¿se divierten viendo cómo arruino mi vida y mi autoestima?

Los odio…

Si tan solo…

Sin tan solo…

Sin tan sólo camináramos juntos al alba.
Si tan sólo caminara a tu lado,
la oscuridad no me haría tropezar,
en esos caminos tan pedregosos que,
a veces, poco enseñan al que no tiene guía.
Si tan solo camináramos juntos al alba.
No tendría tanto miedo a la oscuridad.
No tendría miedo a perderme.
Si tan sólo me hubieses enseñado a caminar,
a correr, y a vivir en lo mucho que es tu ausencia,
porque más se nota la tuya, que tu presencia.
Si tan sólo camináramos juntos al alba.
Si tan sólo en aquellos pequeños momentos contigo,
me hubieses enseñado…
Pero me enseñaste lo que es estar contigo,
y con ello, a tener miedo de estar sin ti.
Sin tan sólo me hubieses enseñando a caminar,
solo, en el alba.
Si me hubieses enseñado a caminar en la oscuridad.
Tal vez ya habría dejado de intentar encontrarte a ti.
Y empezar de nuevo a encontrarme a mí mismo.

Si tan sólo…

 

─Efraín.

El día que perdí mi virginidad bucal.

 

bucal.jpg

Me pusieron un puto paladar, y escribo esto con lágrimas en los ojos y muchas lágrimas en mi teclado. En mi mesa hay ¾ de hamburguesa doble con queso y mucha verdura, papas fritas y ya. Sólo me pude tomar el vaso de agua, todo lo demás está allí, esperando a alguien que en verdad lo pueda disfrutar.

Cuando estaba en secundaria practiqué mucho mi dicción, hablaba con un lápiz en la boca, practicaba oratoria e hice por mi propia cuenta un entrenamiento 10 veces más pesado que el que le ponen al duque de York en «The King’s Speech». Perfeccioné mi habla y cultivé por mi propia cuenta  un léxico medianamente pasable. ¿Pensaban que había nacido siendo una verga?, pues sí, pero provocarle una erección a la verga que soy fue  algo que yo tuve que hacer.

¿Ahora que tengo?, nada, me escucho hablar y sueno como un pendejo, muy parecido a ustedes cuando andan ebrios. Mi fonética anda por los suelos, y con ella mi autoestima.

Yo era 90% lo que salía de mi boca, ahora no tengo nada, ¡Nada!

Sigo escribiendo, ahora las teclas están más húmedas y mis dedos resbalan sobre el teclado, mis ojos no pueden ver nada debido a la turbidez que me provocan las lágrimas. No puedo ver lo que escribo, pero no importa, también sé escribir sin ver el teclado, otra de las tantas habilidades que me inculqué.

Mi dentista dijo que duraría mínimo tres meses con el aparato, lo que me hace pensar que son tres meses en los que no podré hablar, ¡tres!, acumulo mucha saliva pero tampoco puedo escupir, el movimiento de mi boca está mermado en todas las direcciones habidas y por haber.

Tengo hambre, nunca tengo hambre pero hoy curiosamente tengo hambre y no puedo comer. La hamburguesa llora, una vaca murió en alguna parte del planeta para convertirse en esa hamburguesa y no podrá ser consumida, su vida fue entregada para nutrir a la persona que cambiará al mundo, ese fue su objetivo como vaca… Ahora no podrá ni cumplir eso, una muerte en vano, me siento tan culpable, lloro más.

Mi dentista ha sido la mujer que más cosas me ha metido en la boca, eso me hace pensar lo nimia que ha sido mi sexualidad oral, eso me hace llorar más, pude haber vivido, pude haber dicho: «Métame lo que quiera, mis ex’s me han metido más cosas», pero no es cierto, sería una mentira, soy virgen, bueno, lo era. Ahora me han metido tantos aparatos que el inventario de una ferretería se queda corto si se comparase.

Lloro más, no sé exactamente qué cosas venden en una ferretería.

Mañana tengo una exposición de dos horas, donde para poder brillar y salir exitoso tendré que hacer gala de esa habilidad de parecer que sé de lo que hablo, ¿pero ahora?, ahora no, no puedo.

Estoy llorando, quiero suicidarme (otra vez), esto es mucho dolor, mucha incomodidad, mucho de todo. Sólo lo hago para que ella me ame, y ni así me hará caso.

Vengan todos a llorar conmigo, háganlo ahora que todavía me sobran lágrimas.

No, no lloren por mí, yo ya estaba muerto…

#RIP