Ciudadano Kane, ¿Por qué es una de las mejores películas de la historia?: Análisis y significado (sin spoilers).

PORTADA-FINAL-KANE.jpg

Si nunca has estudiado cine o leído algún libro de cine, puede que esto no te suene del todo: Es bien conocido que todo lo que pongas en la pantalla debe tener un significado y/o utilidad. Cada cosa, desde el vestuario, los objetos, el color de la fotografía o incluso el tipo de plano que se elige. No es lo mismo la perspectiva de la víctima asesinada en un plano contrapicado que ver el asesinato desde un plano cenital. Cada plano otorga un valor distinto a la escena en general, al final del día es una narrativa audiovisual, debe ser complementada por todo lo que se tenga a la mano.

Esto es algo que todo estudiante o cineasta profesional sabe. En la literatura es muy distinto, nadie te cuenta esas reglas, al menos no de forma de «consejos», ya que, escribir es un acto solitario, eres tú contra la biblioteca y luego contra la gélida hoja en blanco.

En la literatura lo más parecido a una regla es cuando lees al famoso Antón Chéjov. Él tiene un postulado al cual llamamos «Arma de Chéjov», es decir: Cada elemento puesto en tu narración debe  ser útil e irremplazable. Un famoso libro de H. Mittelmark y S. Newman (el cual recomiendo) titulado «How Not to Write a Novel» lo llama «el chicle en la repisa». Si tú describes un chicle en una repisa, estás obligado a utilizar ese chicle en la siguiente escena, o bien, al menos antes de finalizar tu narración.

novel.jpg
Un clásico de la comedia y la narrativa.

El arma de Chéjov tiene el mismo significado, si tú pones un arma en una escena, tarde o temprano tendrás que dispararla, de no ser así… No la pongas, no hagas perder tiempo al lector, o en su defecto; no hagas perder el tiempo al cinéfilo experimentado. Ya que, la experiencia te hace ver ese tipo de cosas, y a buena memoria del consumidor, no te van a bajar de pendejo, o en el peor de los casos; de pretencioso.

Anton_Chejov.jpg
Antón Chéjov.

Así inicia la película de Orson Welles, Citizen Kane (Ciudadano Kane) del año 1941, considerada desde hace décadas una de las mejores películas de la historia, incluso por muchos, simplemente considerada como «la mejor». Pero, ¿qué tanto hay de verdad detrás de estas sentencias?, vamos a ello:

welles
Orson Welles.

La película cuenta la historia de un magnate dueño de un periódico llamado «The Inquire», Charles Foster Kane (interpretado por el mismo Orson Welles). Kane se encuentra en su lecho de muerte, sosteniendo una bola de nieve (una de esas bolas de cristal que las agitas y parece que está nevando).

snow
Bola de nieve.

Sus últimas palabras son «Rosebud», nadie las entiende. Eso es nada más y nada menos que el arma de Chéjov puesta en escena. De eso se tratará la película, periodistas, amigos y demás personajes tendrán que repasar la vida de Foster Kane y averiguar qué carajos significa Rosebud y la razón por la cual fue tan importante en uno de los hombres más acaudalados y poderosos de la historia.

Cabe destacar que la película de O. Welles es un acto de rebeldía, realmente estaba basada en un personaje real de la prensa de su época, William Randolph Herast, poderoso magnate dueño del mayor monopolio de los medios de comunicación.

Esto es algo importante de destacar, la película pretende ser la crítica mordaz a los medios de comunicación de la época, pero no sólo eso, sino que también pretende ser un tratado filosófico del «monopolio de la verdad» y de «la voluntad de poder». No sé qué tan claro queda esto, pero no preocupéis, que para eso esto yo y mi teclado en llamas:

La realidad es todo aquello que se interpreta de los hechos, esto nos lleva a creer que hay múltiples realidades basándonos en las distintas interpretaciones. Lo importante es obvio: Entre más poder y/o recursos poseas, tu realidad puede imponer y transformar la realidad de los demás, más no los hechos (a excepción de lo que hablábamos ayer con el tema de la posverdad).

Para un magnate de la comunicación como Foster Kane, eso fue un modus vivendi, acaparar por completo el monopolio de los medios de comunicación le permitió crear su propia verdad, crear y destruir noticias con solo usar el poder de los teclados en las máquinas de escribir.

Durante casi toda su vida, él vivió en esta posición de poder, demostrando incluso a personas millonarias, que el único poder que servía de algo era el de la prensa, un manifiesto más de su voluntad de poder.

Esto de «la voluntad de poder» es un concepto clave de ciertos filósofos, desde F. Nietzsche hasta A. Schopenhauer, no ahondaré en ello, pero lo vamos a resumir como el «ser fundamentado en la voluntad de poder», dicho en román paladino; no eres lo que crees ser, sino lo que deseas ser, esa es tu definición y lo que mueve a todo, incluso a la misma naturaleza.

Bajo esta voluntad de poder Foster Kane viaja desde lo más humilde hasta los extremos más megalómanos del ser, un personaje que se ahoga en sus propios medios.

¿El problema?, bueno, Foster Kane se va a ir de puro hocico ante otro de los dilemas filosóficos sobre la realidad y lo fáctico: El hecho de que haya una voluntad de poder tan grande como para imponer tu propia realidad sobre los demás (en este caso a través de los medios de comunicación), no significa que puedas cambiar los hechos, la verdad.

Hay cosas en esta vida tan sencillas que no pueden ser cambiadas por más voluntad de poder que se tenga, a F. Kane se lo demuestran en algo tan sencillo: El canto.

Ya había mencionado en otro artículo la importancia de conocer la ópera, el ballet y todas las artes para poder cogerte a las chicas que se dedican a eso, creo que lo hablamos cuando expliqué la importancia de los 32 fouttés en el lago de los cisnes. Como sea, ahora es momento de retocar las obras de Gustave Flaubert.

Gustave Flaubert escribió obras que actualmente son consideradas clásicas de la literatura, creo yo que todos hemos leído su famosa «Madame Bovary», pero, una no tan conocida es la de «Salambó».

Salambó es una novela historia de acción que nos cuenta los sucesos ocurridos después de la primera guerra púnica. No importan mucho los detalles, lo que importa es que dicha obra fue trasladada a una ópera homónima.

La segunda novia de Foster Kane tiene como pasatiempo el canto. F. Kane en sus delirios de grandeza necesita que su novia esté tan elevada en la escena musical como él en la prensa. Para ello utiliza sus medios para dos cosas: Por una parte enseñarle a cantar a su novia, por otra crear la imagen pública de que es buena cantante.

El problema de Salambó (en el performance de la película de O. Welles) es que finaliza con un aria de la protagonista. Entiéndase por aria a la pieza musical de opera que no es otra cosa que un «solo de canto». Pero no sólo es eso, Salambó finaliza su aria con una nota tan aguda que escapa de la tesitura de la novia de F. Kane.

No importa cuánto se esfuerce en escribir sobre lo agraciada que es su novia o su imagen, el público es experto, cuando vea que finalice la ópera y que la chica no pudo alcanzar la nota, incluso sus mejores amigos y periodistas se abalanzarán sobre ella.

Esto no es nada viejo, en otro artículo ya  habíamos hablado sobre otra película (que se estrenaría años más tarde) y el cómo la prensa y los medios dictaminan quién es la mera chucha cuerera en esto de la opera y el teatro (hablo de mi reseña y análisis de «All About Eve», 1950).

Como dato curioso: El coguionista de C. Kane fue Herman J. Mankiewicz, hermano mayor de Joseph L. Mankiewicz, director que llevó acabo «All About Eve», primera película que se llevaría el récord de las 14 nominaciones en la entrega de los Oscar.  Pero como sea, volviendo al tema:

Kane se va a dar cuenta que no puede cambiar la opinión de la prensa con algo tan verdadero como el poco talento de su novia, incluso sus amigos se van a enfrentar al famoso «código dentológico del periodista», cambiarán la amistad por mantenerse adeptos a su código moral.

Todo este drama de megalomanía y moral es lo que ocultó el arma de Chéjov. Entre más avanzamos en la historia más vamos olvidando que nuestro objetivo es buscar el significado de la palabra Rosebud. Es obvio que cuando tienes experiencia con este tipo de tratos del creador al consumidor, no pasas por alto lo que se te puso en escena.

Y mis amados lectores, ¡es allí donde te das cuenta que Orson Welles es un puto genio!

Al final te vas a enterar qué era Rosebud, y te percatarás que no entiendes el significado, si lo rebuscas pues vale, no llegarás a mucho más de lo que todos han llegado, tal vez alguna alegoría a la niñez o a lo bonito de la vida, sácate todas las pajas mentales que quieras, no importa.

La genialidad nace cuando O. Welles pone el arma sobre la escena, la dispara y quedas tan aturdido que no te das cuenta que estás presenciado el verdadero significado moral y filosófico de la película: La voluntad del poder, el amarillismo, el sensacionalismo, el código dentológico del periodista, etc.

La misma creación de Ciudadano Kane es una burla a eso, Orson Welles hace con su película la verdad que él quiso y te la dio de comer en la boca, tú te confundiste y te fuiste por el lado equivocado, dejando la crítica mordaz a los medios contemporáneos como algo que pasa a un «segundo plano».

Por eso es considerada una de las más grandes obras de la historia, sólo existe una palabra para describir a Orson Welles: Genio.

Y tras todo este derroche de palabras, mi pregunta es: ¿Qué estás esperando para verla?

Sin más que agregar, finalizo este humilde artículo, esperando que hayas aprendido algo nuevo e invitándote a que compartas este artículo con tus amigos legos del cine, música y literatura, así como también invitándote a que leas los otros artículos que también están bien divertidos.

Chao, chao

#PeaceOut.

Trailer de la película:

Chihuahua y la posverdad.

LA-POSVERDAD-JOTA-PEJE.jpg

¿Saben lo que es el ónfalo?, ónfalo (omphalo) es una palabra griega cuyo significado es «centro» y/o «punto medio», por eso el ombligo también en esos idiomas es conocido como ónfalo, es decir: El punto medio del cuerpo. ¿Por qué crees que el movimiento quirúrgico de cortar el cordón umbilical se llama onfalotomía?, todo tiene su razón de ser.

Todo esto viene de la mitología griega, se supone que Zeus quería saber dónde carajos era el centro del mundo, para ello puso a volar a dos águilas en direcciones opuestas. Dado que ambas iban a la misma velocidad… Asumo que ese fue su pendejo y muy divino razonamiento, porque claro, todas las águilas vuelan a la misma velocidad, así como todos los humanos  corren a la misma velocidad…  Como sea, dado que iban a la misma velocidad, esas águilas tendrían que encontrarse en algún punto, y bien, ese sería el centro de la tierra.

Allí Zeus puso una piedra con unos diseños muy guapos, esa piedra recibe el nombre de ónfalo y es la primera piedra que más tarde se usaría para edificar el templo de Apolo, también conocido como el oráculo de Delfos.

Esa bonita historia es la que usaron los griegos para designar al oráculo de Delfos como el centro del mundo, lamentablemente ellos no tenían sistemas GPS como los tenemos ahora, los números y la tecnología han dado el dictamen final: El centro del mundo es Chihuahua (Parral, tengo entendido). Redoblan las campanas, la teoría Chihuahuacentrista es la boga en todas las reuniones, reconocida por los medios de comunicación y por los prestigiosos círculos de académicos.

Chihuahua es ese puto lugar de mierda donde un medio de comunicación y las redes sociales tienen más poder que cualquier autoridad, es realmente donde la noticia tiene un factor democrático, no algo basado en los hechos. Decía el célebre detective S. Holmes: «Es un error capital el teorizar antes de poseer datos. Insensiblemente, uno comienza a deformar los hechos para hacerlos encajar en las teorías en lugar de encajar la teoría en los hechos». Aquí en Chihuahua eso no existe, somos el centro del mundo, aún sin la media luna en nuestra bandera somos considerados cuna de la civilización y de todo el conocimiento. Si alguien dice en una red social que tú eres un pendejo, ten por seguro que lo vas a ser, no importa si tus conocimientos, cociente intelectual o longitud de verga pregonan todo lo contrario, una vez en la mira del chihuahuense ya no hay forma de que escapes de ellos.

El último estudio del INEGI dijo que Chihuahua era el lugar con más alfabetización, es decir; más allá al norte o sur del centro del mundo; las cosas son mucho peores.

Chihuahua es ese lugar donde nace la posverdad, así es, nosotros la inventamos. Sólo en caso de que no seas de Chihuahua, y por ende, seas lo que denominamos «un puto ignorante»: La posverdad es esa mierda en la que la verdad es distorsionada para amoldarse a la opinión pública.

Aquí en Chihuahua cualquier cosa puede ser titular en los medios de comunicación. Por allí dice una frase famosa de Facundo Cabral: «Le tengo mucho miedo a los pendejos, porque son muchos y pueden elegir un presidente».

¿Captas el factor de riesgo?, si antes podían escoger un presidente (cosa que me importa poco porque Chihuahua no pertenece a México), ahora pueden escoger la verdad de los hechos sirviéndose del abundante plato de la posverdad.

¿Dos y dos son cuatro?, no si el chihuahuense dice lo contrario, la palabra «teorema aquí no tiene significado».

¿Crees en el alunizaje?, si el chihuahuense dice que no, lo siento, eso nunca pasó.

¿El dólar tiene un valor mundial?, lo siento, el chihuahuadólar vale más, el paraíso de la numismática se esconde en este desierto. Chihuahua puede decidir el valor del dólar (a pesar de que es un delito), puedes ver los carteles de muchas tiendas con las clásicas leyendas: «No te acepto dólares porque mis pinches huevotes lo dicen», o mejor aún; «aquí el dólar vale 10 pesos, no me importa si está en 20».

Chihuahua es ese lugar donde cualquier tipo de idiosincrasia es rechazada, ya sea extranjera o que haya nacido dentro del mismo imperio, si piensas diferente o te comportas diferente, ¡cuidado!, vas a pagar caro, te vamos a perseguir hasta que nos tengas miedo, o en el mejor de los casos: Hasta acabar con tu vida, vamos a demostrarte de una u otra forma que somos mejor que tú y todo tu puto linaje.

Chihuahua es ese lugar donde el avistamiento de una luz en el cielo se vuelve viral en minutos.

—¡Es un meteorito —dice el primer valiente.
—Es un ovni —dice el chihuahuense paranoico.
—Es el lanzamiento de un satélite —dice el ignorante y muy desinformado medio de comunicación extranjero.

Sin esperarlo, llega la mejor y  más lógica teoría de todas:

—Es una bruja, de esas madrez hai un shingo en mi rancho, son bolas de lumbre, puedes verlas aunque haiga mucha luz.

Vuelven a redoblar las campanas, la verdad se ha escrito en la sección de comentarios de cualquier periódico digital. Si piensas lo contrario debes correr por tu vida.

Así como explicamos fenómenos naturales podemos explicar toda la vida de una persona.

Extra, extra: ¡La presidenta Maru Campos está bien pendeja!
Extra, extra: ¡Eso es obvio, parece que no fue a la escuela!
Extra, extra: ¡No!, de hecho no fue a la escuela.
Extra, extra: ¡Si filtra el certificado falso de Maru Campos!
Extra, extra: ¡Maru Campos involucrada en falsificación de documentos!
Extra, extra: ¡Maru Campos destruida en rueda de prensa!
Extra, extra: ¡Maru Campos destituida de su cargo!
Extra, extra: ¡Triunfo de Chihuahua sobre la ignorancia de Maru Campos!

Es así, a cada minuto, cada segundo, a cada instante. El conocimiento verdadero es el de Chihuahua, el puto monopolio de la verdad. En Chihuahua un día es noticia el ver un Ferrari en la avenida principal, ¿qué es extraño objeto?, ¿te crees mejor que yo por tener un Ferrari?, te voy a matar hijo de puta.

Al otro día la noticia principal es un pobre joven que dio su punto de opinión.

Extra, extra: ¡Joven psicópata no piensa como nosotros!

Sin darte cuenta ya estás en el centro del coliseo, tú contra todo Chihuahua, el César gesticula el Pollice Verso, todo el mundo aclama por tu cabeza, todo el estadio tiene piedras en la mano, todas esas piedras llenas de moral están por rectificarte el camino acabando con tu vida, en sus cuellos cuelga una extraña letra «T» que los hace mejores personas que tú.

Un Jesucristo sale de la tribuna y dice que perdonemos la vida del joven, no es su culpa no ser parte de la posverdad, que aquel que sea libre de pecado lance la primera piedra. Al instante el Jesucristo muere lapidado.

Extra, extra: ¡Jesucristo pide a gritos ser asesinado por piedras, se cree que le otorgaba placer sexual!

Chihuahua vuelve a matar a uno de los suyos, tú agachas la cabeza, no tienes miedo de ser asesinado, estás esperando a que el verdugo escuche la orden del pueblo, te sientes en la película de Corazón Valiente, eres tú otro William Wallace, estás esperando gritar: ¡Libertad!

En eso… Algo capta la atención del pueblo.

No puede ser, es el vídeo de un perro pug bailando reggaetón, por si fuera poco a los minutos sale la noticia de que una vaca paró el tráfico en una de las avenidas principales.

Chihuahua es como un gato jugando con un estambre en el suelo, está concentrado hasta que una corriente de aire hace que se mueva otra cosa, el gato se abalanza sobre ella, el estambre pasa a segundo plano.

Chihuahua es el imperio del déficit de atención, das gracias a Dios por ello, te ríes entre dientes, burlándote por dentro del final del pobre Jesucristo que abogó por ti.

Miras las noticias al día siguiente, al parecer un campesino violó a su hija con una pala, el pueblo busca su cabeza con antorchas y palos.

Te vuelves a reír, es una risa incómoda, recuerdas que siempre es gracioso, bueno, eso hasta que eres tú el que está entre la espada y la pared, o más bien: En el ónfalo de toda la ignorancia de un pueblo.

#PeaceOut.

Los asesinos prodigios: Leopold & Loeb

PERROS-FINAL.jpg

 

Hay muchas ideas de filósofos que si llegan a caer en las manos equivocadas pueden llevar a una mente a pensar cosas un poco… extrañas. Claro, esto de «extrañas» con la acepción generalizada que tiene la sociedad sobre la moral.

Y es aquí donde empieza lo divertido, ya que, uno de los filósofos que más escribió crítica a la moral y a la sociedad, fue nada más y nada menos que el filósofo germano; Friedrich Nietzsche. Entre su canasta básica (lectura obligada) se encuentran tres obras: Así habló Zaratustra, Ecce homo y El Anticristo. Libros que cabe destacar pueden comprar en su librería favorita o descargar gratuitamente aquí.

Una de las ideas más popularizadas de Nietzsche, es la del superhombre (Übermensch), que es la que predomina más en el libro de Así habló Zaratustra. No pretendo que esto sea una reseña a la obra de Nietzsche, pero, a grosso modo: El superhombre escapa de la moral de la sociedad, al poseer esa naturaleza de ser superior, tanto racional como emocional; tiene el privilegio de deslindarse de todas las ideas y/o valores que acepta la sociedad, creando consigo su propio sistema moral y de ideas. Es una postura reacia a no ser uno más del rebaño, no seguir las normas, en fin, regirse bajo su propio código.

uber.jpg
Übermensch

La idea nace como una crítica a todo lo que se desarrolló en el milagro griego, la filosofía socrática y parte de la moral desarrollada en la corriente escolástica. Nietzsche sentó las bases de esta rebeldía a toda la racionalización del «¿cómo debe ser un hombre?» que tanto trabajo le costó a Sócrates y sus posteriores sentar.

Cuando eres un adolescente lleno de rebeldía, y claro, te acompaña un poderoso IQ (intelligence quotient) de 201, este tipo de ideas pueden ser muy peligrosas. Exactamente fue eso lo que le pasó a Nathan Freudenthal Leopold, paro claro, vamos a partir desde el inicio:

Nathan Leopold nació en la ciudad de Chicago en 1904, empezó a hablar a la edad de tres meses. Durante su niñez y su adolescencia su cociente intelectual siempre estuvo en la estimación superior a 200. Tal vez suene poco, pero para que te des una idea, Einstein tenía uno de 160 ¿Qué tanto es tener un IQ de 201?, bueno, en la escala de Stanford-Binet significa que eres el más inteligente entre ocho mil millones de personas. Eso es lo curioso, en 1904 no existían tantas personas en el planeta (creo que actualmente tampoco), es decir: Leopold era un niño prodigio como raras veces se había presenciado.

lepold
Nathan Leopold.

Cabe destacar que actualmente este valor diferiría mucho, pero en fin, para su época no era cualquier cosa, y más que nada lo habla la vida de Leopold: No solo empezó a hablar a una edad temprana, sino que también llegó a conocer poco más de quince idiomas diferentes, hablando con extrema fluidez al menos cinco de ellos (políglota), se graduó con honores en todas las escuelas que pisó, y aún sin ser mayor de edad, era un reconocido ornitólogo (experto en aves) a nivel internacional.

Leopold era hijo de una familia de alta alcurnia, su posición económica aunada a su extrema inteligencia lo hizo ser víctima del bullying, ya que, como muchas personas conscientes de su propia inteligencia, la utilizó de una manera ostentosa, un rasgo muy conocido en el cuadro de ítems de la conducta psicopática. Esto último le haría sufrir todavía más bullying y rechazo social (nadie quiere a los arrogantes, en especial otros arrogantes).

Durante su juventud, Loepold conoció al otro protagonista de esta historia: Richard Loeb. Un joven de Chicago que nació en 1905 (un año mayor que Leopold), este joven también era de familia acaudalada, y claro, por si fuera poco también era inteligente, su estimación de IQ era de 169.

Aunque se considera que Loeb era «menos inteligente» que Leopold, tenía mayores logros académicos, uno de ellos el haber terminado la universidad a la edad de 17 años. A pesar de eso la personalidad de Loeb ya era muy conocida, aunque tenía una gran inteligencia sus profesores lo definieron como «desmotivado», «negligente», «holgazán», «criticón», y lo más curioso de todo: «Obsesionado con el crimen».

El mayor pasatiempo de Loeb era leer historias de asesinatos, los crímenes del periódico, novelas policiacas y fantaseaba con la metodología para realizar el «crimen perfecto».

Aquí hay algo muy curioso, Loeb no tenía los signos de padecer algún trastorno antisocial de la personalidad, sólo era una persona obsesionada con todo lo relacionado a la criminología, por otra parte, Leopold sí presentaba muchos ítems del  cuadro psicopático (en cualquiera de las escalas que hay).

richard-loeb-227821-402.jpg
Richard Loeb.

Cuando Leopold conoce a Loeb, encuentra en él mucho del encanto y cualidades sociales que él no poseía, también parte del encanto que sintió por Loeb era debido a su enorme inteligencia,  ya que Leopold buscaba a alguien tan inteligente como él, Loeb era esa persona.

Leopold metió las ideas del superhombre a Loeb,  diciéndole que ambos, al poseer una inteligencia superior, poseían el privilegio de no ser juzgados por las leyes que regían al resto de los inferiores humanos, ellos podían cometer cualquier acción, además, con su inteligencia podían lograr lo que les saliera de los huevos.

Esto es el mayor ejemplo de la personalidad psicopática y su mecanismo de resonancia. El psicópata puede entender (más no sentir) los deseos y sentimientos ajenos, y claro, hace discurso sobre  ellos, los evoca y seduce al receptor. Cuando se hace con fines de identificación, la psicopatía se domina «psicopatía complementaria», esto es una relación simbiótica donde un psicópata manipula a alguien del cuadro neurótico o depresivo, aquí la resonancia toca la fibra más sensible de Loeb: El crimen perfecto y el superhombre.

Tanto Leopold como Loeb inician una vida de crímenes pequeños, entre ellos el vandalismo y el robo de algunos objetos, ¿el problema?, la falta de reconocimiento. El narcisismo y la egolatría asociadas a todos estos cuadros patológicos de la personalidad necesitan su debido ítem histriónico, es decir; necesitan llamar la atención y regocijarse de acaparar los medios, crímenes menores no les iban a otorgar esos sentimientos, ni siquiera la adrenalina asociada a los crímenes era algo que los complaciera del todo, ergo, planearon el  «crimen perfecto».

La víctima fue un niño de 14 años, Bobby Franks, también hijo de una familia millonaria. La idea era muy sencilla:

07f7b09f76d6703c92a2b887b34d8a06.jpg
Bobby Franks, 14 años.

Al ser hijo de una familia bien posicionada, su desaparición causaría más atención de los medios, sobre todo por los recursos que la misma familia podría invertir en medios de comunicación para recuperar al niño.

La idea era matar al niño y luego mandar una nota a los padres para hacerlo pasar un secuestro, esto cambiaría la atención de los investigadores por el camino equivocado.

Y bueno, eso fue lo que hicieron…

Rentaron un vehículo con nombres e identificaciones falsas y estuvieron asechando el campus de la preparatoria de Harvard esperando a su víctima, Loeb persuadió a Bobby Franks para que subiera al coche,  una vez allí (se desconocen los detalles de quién fue el asesino) usaron un cincel para repetidos golpes en la cabeza y hacerlo perder el conocimiento, luego se terminó de asesinar a Bobby Franks con un trapo hasta asfixiarlo.

Trasladaron el cuerpo hasta unas cloacas en construcción, ahí desnudaron el cuerpo y bañaron en ácido clorhídrico tanto los genitales como la cara, esto para evitar que las autoridades reconocieran fácilmente a la víctima. Las ropas fueron quemadas de regreso a Chicago, el vehículo fue limpiado y entregado a la empresa.

Al día siguiente Leopold y Loeb mandaron una nota de rescate a la familia de Bobby Franks donde se daba un procedimiento para recuperar a su hijo, dicha nota fue mecanografiada con una máquina de escribir que ellos mismos robaron cuando iniciaron sus crímenes menores  (aquí ya empieza a fallar la planeación).

nota.jpg
Nota de secuestro.

El problema fue que ese mismo día una persona encontró el cuerpo de Bobby Franks y avisó a las autoridades, el cuerpo fue identificado rápidamente debido a que encajaba a las descripciones de los padres, ante la presión de ser descubiertos, tanto Leopold y Loeb cancelaron su plan de secuestro e intentaron destruir la máquina de escribir.

Otro error fue el de Leopold, tenía la necesidad de seguir alimentando su narcisismo y su histrionismo, así que el mismo asisitió como voluntario a dar declaraciones a los detectives, diciendo que si el cometiera un crimen mataría a un «arrogante como Bobby Franks». Este tipo de declaraciones no pasaron por alto cuando se encontró la pista definitiva:

Cuando se analiza la escena del crimen los detectives encontraron unos anteojos, para su mala suerte, un modelo muy caro y único, tanto que solo había cuatro modelos en todo Chicago, ¿uno de los propietarios?, nada más y nada menos que Leopold.

Por si fuera poco los investigadores también terminaron dando con la máquina de escribir.

A los pocos días, tanto Leopold como Loeb quedan como culpables definitivos, la prensa explota y hace que el caso de Bobby Franks y los asesinos prodigios sean dueños del «crimen del siglo», eso sí, capturados, pero los detalles morbosos y la crueldad fue suficiente para que en el juicio se le intentara dar la condena de pena de muerte a ambos.

La familia de Leopold pagó un millón de dólares al abogado más prestigioso de la época: Clarence Darrow. Esto no fue para que Leopold o Loeb salieran libres, sino para que se evitara la ejecución de ambos.

El juicio duró doce horas con Clarence Darrow hablando de manera magistral, se considera que su discurso fue el más emotivo e importante como oposición a la pena de muerte. Dicho discurso abarca todos los temas políticos, morales y filosóficos de la época, aparece completo en su biografía o en distintos sitios de internet, pueden buscarlo, incluso aparece en Wikipedia, sin duda alguna una de las mejores defensas de su carrera (según otros profesionales).

Lo más interesante es que durante el discurso se deja en claro que uno de los mayores problemas es que la filosofía de Nietzsche fue lo suficientemente poderosa como para trastornar la mente de Leopold y que este a su vez indujera las mismas ideas del superhombre en Loeb. Es un discurso que no te puedes perder.

darrow.jpg
Clarence Darrow

El juez falló a favor de Clarence Darrow y sus clientes, solo les otorgó una humilde cadena perpetua con novena y nueve años adicionales por el crimen de secuestro, cabe destacar que ellos entran a la edad de 19 y 20 años, respectivamente.

Loeb fue asesinado en prisión por otro reo, sin embargo, Leopold poseía mejores defensas por sus mecanismos de resonancia, así que su vida en prisión fue más fácil ya que podía manipular a otras personas para sobrevivir, algo hasta cierto punto… obvio.

Leopold siguió en prisión donde aprendió otros doce idiomas (tremendo el hijo de puta), trabajó como profesor en la escuela interna de la prisión y escribió su autobiografía, así como también habló con el escritor Meyer Levin, hombre que escribía una novela titulada «Compulsion» (traducida al español como «Impulso Criminal») que se basaba en dicho crimen.

Esta novela tuvo una adaptación al cine con título homónimo, cabe destacar que Orson Welles participó como actor en ella interpretando a un personaje llamado «Jonathan Wilk» que es una alegoría al abogado Clarence Darrow.

Uno de los mejores papeles de Orson Welles, genio al que también le atribuimos la obra maestra de «Citizen Kane (Ciudadano Kane)», pero esa ya es harina de otro costal que dejaré para otro artículo  😉

Después de durar 30 años en prisión, Leopold sale de prisión bajo libertad condicional. El hombre se mudó a Puerto Rico, se casó con una mujer viuda, estudió medicina y ejerció, allí siguió ejerciendo como médico y estudiando aves. Así fue su vida hasta que muere en 1971 a la edad de 70 años debido a diabetes.

Y bueno, esa fue la vida del prodigio, su cuerpo fue donado a la universidad de Puerto Rico para investigación médica.

Espero y hayan aprendido algo nuevo, yo no, porque yo soy una reverenda verga, si te gustó puedes compartirlo con tu familia y amigos inferiores con IQ’s menores a 140.

Besos and #PeaceOut.

De las barreras que usamos para protegernos ante el dolor que ocasiona la sociedad, o: ¿Por qué «The Wall» es uno de los mejores putos discos de Pink Floyd y de la historia? Parte I

PF-1.jpg

Los que son fieles lectores del blog, saben que cuando se trata de música siempre pongo a Pink Floyd (PF) como uno de mis mayores referentes, estoy dispuesto a defender a dicha banda con espada y escudo, claro, en este caso mi pluma y mi cuaderno (no vaya a ser que el escuadrón de lo políticamente correcto me quiera demandar por el exceso de fuerza medieval en mis textos).

PF es una banda cuyo género se engloba principalmente dentro del rock progresivo, rock psicodélico y rock sinfónico. No voy a ahondar mucho en lo que distingue a dichos géneros, más que nada por respeto a mis lectores músicos. No me gusta decir que camino fuerte y firme en lugares en los que no he explorado del todo. Aunque sé solfeo y otras cosillas básicas de teoría musical, no quiero definir al género por mi propia cuenta, y dado que mis amigos músicos están muy ocupados muriéndose de hambre en su profesión como para darme una asesoría, pues vale, mejor pasemos a lo que sí puedo definir, en este caso, su contenido literario, histórico y psicológico.

El disco de «The Wall» es un álbum conceptual que sale en el año de 1979. No es cualquier época, 1979 es uno de mis años favoritos, pero antes de ahondar en sus detalles, lo mejor será definir lo que es un álbum conceptual:

No se necesita tener un elevado IQ para entender que un álbum conceptual trata de transmitir un… concepto. Así tal cual, o narran una historia o giran sobre un mismo tema, todas las canciones forman un todo, y, muchas veces, son diseñados para escucharse en una sola sentada. No es como en un disco de reggaetón donde una canción habla lo bien que te ves de puta, en otro lo mucho que te gusta la verga y al final ponen una dulce balada donde intentan hacerte olvidar que te vienen diciendo «puta» todo el disco. Sé que te he dicho puta, sé que te he golpeado, pero mira, te he traído un ramo de flores.

Volviendo al tema: The Wall es un disco cuya duración es de 81 minutos. Cuando lo escuchas debes perderle el amor a casi una hora y media de tu vida. Sé que suena difícil, pero es allí donde radica el principal problema con las personas que piensan que PF es «música para viejitos».

Este álbum conceptual y progresivo, tratará de en 81 minutos mostrarte a través de movimientos el virtuosismo de cada integrante de la banda en los instrumentos. No lo harán porque sean pedantes, sino porque el género así es. Esto del progresivo deriva del rock psicodélico donde para lograr transmitir esa emoción hay que darle un oportunidad a toda la canción. Lo mismo pasa con este disco, solo que ahora vas a tener que durar 81 minutos pegado a los auriculares y al mismo tiempo prestar atención a la historia que están intentando contar.

Y aquí es donde entra lo más interesante: ¿Qué carajos está intentando contar The Wall?

A través de 26 canciones The Wall nos cuenta la historia de un pequeño niño llamado Floyd Pinkerton (Pink). Todo inicia con el preludio en la primera canción titulada «In the flesh? (¿en persona?)». En dicha canción se nos hace una invitación a ver detrás de los ojos y de la vida del protagonista. Cabe destacar que Pink está dando un concierto, ya que, como veremos a lo largo de este disco, la música fue el método de catarsis ante todo el daño que recibió a lo largo de su vida. He aquí el verso más destacable:

“¿No es lo que esperabas ver?
Si quieres encontrar lo que hay detrás de estos ojos fríos
no tendrás más que escarbar a través de este disfraz…”

Una vez terminada la primera canción, pasamos (obviamente) a la segunda, «The thin ice (el hielo delgado)». Seguimos en la pura introducción. The thin ice nos habla a través de sus versos la importancia que tendrá el amor de sus padres en la vida de Pink, pero más que nada nos deja en claro dos cosas: Mamá y papá te aman demasiado, y cuidado; porque la vida no va a ser tan fácil, vas a ser rechazado, que no te sorprenda.

El primer punto será importante, más que nada por los traumas que la sobreprotección materna dejará en la vida de Pink, así como la falta de figura paterna cuando Pink apenas era un niño, consciente, pero un niño al final del día. En la canción destacan los siguientes versos:

“Si tuvieras que patinar
sobre el hielo de la vida moderna
arrastrando detrás de ti el silencioso reproche
de un millón de ojos llorosos
no te sorprendas cuando una grieta en el hielo
aparezca bajo tus pies”.

La tercera canción inicia de lleno a darnos el concepto: «Another Brick In The Wall – Part I (Otro ladrillo en la pared – Parte I). La letra es sencilla:

“Papá se fue volando a través del océano
dejando tan solo un recuerdo:
una instantánea en el álbum familiar
Papá, ¿qué más dejaste para mí?
Papá, ¿qué dejaste atrás por mí?
Después de todo, tan solo otro ladrillo en el muro
Después de todo, tan solo ladrillos en el muro…”

El padre de Pink se fue a la guerra, donde muere y al pobre niño solo le quedan recuerdos de lo que fue su padre. La falta de figura paterna y el ver que sus amigos sí tienen un padre, lo hace sentir diferente, impotente, pero ante todo le queda un resentimiento hacia su padre por haber tomado la decisión de haberlo abandonado, ya que, el abandono es la idea contraria a lo que en «The thin ice» le habían mostrado, ¿no se supone que lo amaba?, ¿por qué su padre se ha ido?

La frase «All in all it was just a brick in the wall (después de todo, tan solo otro ladrillo en el muro)», hace referencia al concepto del álbum. Este trauma por la falta de su padre pone un ladrillo en la pared, en el muro. Este muro lo usará para distanciarse de la sociedad, una forma de defenderse ante la crítica por no tener padre, ante el sentimiento de sentirse diferente. Es tan solo el primero de muchos ladrillos que estará poniendo a lo largo de su vida, al final del día, la personalidad que desarrollará Pink es solo una forma de no salir más lastimado, de no sufrir más, no derramar más lagrimas.

La cuarta canción es la que (en lo personal) más arde. Porque incluso con carga de ya no tener padre, de sentirse diferente… Ahora Pink deberá enfrentarse al sistema de educación. Una persona que ya es diferente por dentro está a punto de ser tratado como los demás.

La canción se titula «The Happiest Days of Our Lives (Los días más felices de nuestra vida)». ¿Del título qué podemos decir?, pues nada, sarcasmo. Pero en cierta parte intenta plasmar algo importante: Es cierto, es una agonía por la que pasará Pink, pero no se compara con toda la mierda que la vida le ha preparado.

“Cuando crecimos y fuimos a la escuela
había ciertos profesores que eran capaces
de herir a niños de cualquier forma posible.
Derramando su burla sobre burla
sobre cualquier cosa que hiciéramos
exponiendo cada debilidad
que cuidadosamente había sido escondida por los niños”.

Fue el sistema conformado por todos esos hijos de puta sin vocación, lo que le causó más daño a Pink, profesores que rechazaron su forma de pensar, profesores que intentaron hacerlo uno más del montón, a través de la burla, del castigo. Entre más y más ellos iban tirando sus pestes, más iba creciendo en Pink no solo la ira, sino también la depresión.  El mismo Pink nos narra en esta canción que muchas veces esos profesores son así, no solo por falta de vocación, sino que usan su posición de poder como una forma de desahogo ante la mierda que ellos mismos viven.

Hacen del salón de clases un puto infierno, una maldita agonía…

Después tenemos la quinta canción del álbum, «Another Brick In The Wall – Part II (Otro ladrillo en el muro – Parte II). Sin miedo a equivocarme, la canción más conocida de este álbum por el resto de los impíos mortales que solo toman un sorbo de los vastos mares de este hermoso clero llamado, Pink Mother fucker Floyd:

“No necesitamos educación
no necesitamos control mental.
No necesitamos oscuro sarcasmo en el salón de clases.
Profesor, deje a los niños en paz.”

Es la primera crítica de Pink ante el sistema, niega a la escuela, niega a la institución, él mismo se ha dado cuenta de que esos hijos de puta solo lo están lastimando. La educación dentro de una institución, más que restañar sus heridas, solo las está infectando.  Es al final de esta canción donde por fin «explota» la primera parte y la magia del progresivo. Pink Floyd transmite a la perfección este sentimiento de rebeldía, este odio hacia los profesores.

¿Y lo más importante?, bueno, el daño ya está hecho, eso nada lo va a cambiar, al final del día… Otro ladrillo más en el muro, en esa horrible prisión en la que estamos sometidos.

Para finalizar este primer artículo, y claro, el primer lado del disco 1 (en su versión de vinilo), aparece la sexta canción: «Mother (Madre)».

“Calla ahora bebé, bebé, no llores.
Mamá volverá realidad todas tus pesadillas.
Mamá pondrá todos sus miedos en ti.
Mamá va a tenerte aquí, bajo su ala.
No te dejará volar, pero te permitirá cantar.
Mamá mantendrá a su bebé tranquilo y calientito.
Oh bebe, bebé…
Por supuesto, mamá ayudará a construir el muro.”

Una vez que Pink pierde a su padre, la impotencia de ser madre soltera genera un ambiente tóxico en la educación de Pink: La sobreprotección materna. Es obvio que esta sobreprotección generará una frustración, una impotencia en la vida de Pink. Si bien «ama» a su madre, esto no lo detendrá de que la aversión que siente por ella se convierta en otro ladrillo en la pared, distanciándose de ella poco a poco, no importa cuánto ella lo ame a él, para no dejar salir ese cólera lo mejor será también ir cortando esos lazos, de forma inconsciente.

La sobreprotección paterna genera personas con miedo y con ansiedad, estos factores harán que la cabeza de Pink se vuelva un infierno, no sabrá controlarlos y esto le hará cometer errores que dolerán tanto, pero tanto… Que tendrá que seguir construyendo el muro.

Pero bueno, ya casi 2 mil palabras, nada mal para haber tocado el teclado por primera vez desde hace mucho tiempo.

Nos vemos en la segunda parte de esta serie de 4 artículos donde vamos a escuchar poco a poco el disco de The Wall hasta terminar llorando en posición fetal.

¿Qué mejor cosa podemos hacer?

#PeaceOut.

Click aquí para leer LA SEGUNDA PARTE.

Libro: Consiga a casi cualquier mujer.

LIBRO

Voy a escribir un libro titulado «Consiga a casi cualquier mujer». Dicho libro consta de los siguientes capítulos:

I – Comunicación.
En ese capítulo abordaré la importancia de saber escribir y hablar. Todo esto para que usted tenga la herramienta más poderosa para que sus ideas proliferen en la sociedad que día a día se esmera en destruirlo.

II – Ciencias básicas.
Un compendio de física, química y matemáticas. Se intenta que el lector sepa las razones por las cuales la naturaleza se comporta de una forma tan extraña. Recuerde que la madre naturaleza es una mujer, y si usted no la entiende, mucho menos entenderá a la mujer que quiere conquistar.

III – Historia y filosofía.
Un viaje por los textos de los mejores pensadores y las repercusiones sociales de sus ideas. También abordaremos a cada uno de ellos por su contexto histórico, desde la invención de la escritura hasta el siglo XXI.

IV – Psicología y sociología.
Una introducción al pensamiento y el cómo funcionan las cabezas de las personas, también abordaremos lo peligroso de que las cabezas se junten para formar una sociedad y cómo combatir la reacia ignorancia en masa.

Y bueno, tal vez se estará preguntando: ¿Y en qué momento me enseñan sobre cómo conquistar mujeres?

Eso se aborda en el último capítulo y más importante:

V – Superación personal.

Es un discurso donde yo le digo lo siguiente: A través de los capítulos pasados hemos abordado muchos temas que usted posiblemente nunca había leído en su vida,  ¿cómo lo sé?, por la sencilla razón de que está leyendo este libro. Entre más sabe usted del mundo más se va dando cuenta de lo mucho que ignora y de lo mucho que le falta crecer como persona.

Porque sépalo bien: Entre más conocimiento le falta, más incompleto se siente usted como persona, llevándolo a un frío vacío existencial, eso le dará razones para vivir y moverse, es la magia del que mucho sabe y a pesar de ello todo lo ignora, el eterno oxímoron del aprendizaje.

Este sentimiento de vacío lo hará leer y cultivarse más, en esta aventura se dará cuenta de algo muy importante: Usted no puede estar con ninguna mujer si no ha terminado de completar ese vacío con conocimiento y experiencia. Se dará cuenta que usted nunca necesitó a una mujer para sentirse completo, era la ignorancia lo que le hacía creer que necesitaba de alguien más para ser feliz o para lograr algo con su vida.

Se percatará que su principal error siempre ha radicado en no trabajar en usted como persona y a pesar de ello ha querido cometer el error de querer dar «todo de sí», claro,  cuando usted no ha logrado ser nada.

Cuando termine este capítulo apenas su viaje habrá iniciado, espero y lo disfrute mucho. Porque créame que por primera vez en su vida sentirá una ambición mucho más poderosa. Recuerde bien que los placeres de la carne son finitos, pero, los placeres intelectuales no conocen límites.

Habrá muchas personas con las que usted deseará estar durante ese viaje, no repare mucho en ellas, no van hacia el mismo lugar, ellas no han querido siquiera empezar su propio camino.

¿Estará solo?,  no cabe duda, ser mejor persona es un viaje donde la soledad encapota cada rincón donde apenas empieza a vislumbrar la luz, pero, no se sienta del todo mal. En el trayecto conocerá a muchas personas que están intentando lo mismo que usted, guárdelos como sus mejores amigos y amigas, y un día, cuando menos se percate, llegará una persona a su vida que estará buscando llegar al mismo lugar a donde se dirige usted, esa persona lo tomará de la mano y lo acompañará, lo hará sentir seguro de sí mismo, no tenga miedo, no es malo tener a alguien que lo acompañe.

Sin darse cuenta habrán pasado los años y notará que nunca pudieron llegar al lugar a donde se dirigían los dos, la extraña contradicción del que todo busca pero nada encuentra, pero, usted mirará todo el camino que ha recorrido a la mano de su acompañante, y bueno, todo eso que ha dejado atrás es exactamente lo que llamamos amor.

Felicidades.

De Pink Floyd a los molinos de viento.

PERROTE.jpg

Hice una encuesta en Facebook para ver cuál guitarrista les gustaba más: David Gilmour o Syd Barrett. No sé amigos, debo decir que aquellos que votaron por Syd me tienen algo sorprendidos, ¿cómo prefieren a Syd sobre todo el aporte que hizo Gilmour hacia Pink Floyd?

De hecho me parece que hasta desconocen de lo que hablamos. Syd Barret solo tocó en dos discos de Pink Floyd: Piper at the Gates of Dawn y A Saucerful of Secrets. Las drogas lo destruyeron y no se volvió a saber más de él (gracias a Dios).

Ambos discos son rock psicodélico, ¿los han escuchado?, ni parece que estés escuchando a Pink Floyd, debido a la sencilla razón de que Pink Floyd marca historia hasta que entran de lleno a lo que les corresponde: Rock progresivo y sinfónico, fin de la historia. Que por cierto, eso es algo normal, Pink Floyd tiene una historia bien interesante que muchos deberían leer, más que nada para conectar ideas random, digno de alguien con déficit de atención:

¿Sabían que el primer nombre de la banda fue «6sigma» (six sigma)?, el nombre es fácil de recordar si eres de ingeniería o has leído algo del control de calidad. En la actualidad la metodología six sigma (6σ) es una de las que tienen más prestigio en el mundo, es muy caro sacar una certificación, yo no las he visto en Chihuahua, sólo en el Tec de Monterrey (carísimas).

No es la primera vez que algo relacionado a la desviación estándar toma tanta popularidad, para mí el 2012 fue el año de la desviación estándar, ¿recuerdan que cuando la CERN anunció el bosón de Higgs lo hizo diciendo que habían hecho el descubrimiento basándose en cinco sigmas (5σ)?, algo muy típico a la hora de presentar resultados científicos basándose en la probabilidad y la estadística, el mundo sentía que les estaban hablando en mandarín.

Pero volviendo a PF: La banda tomó forma desde su tercer álbum, «Music from the film More», para mí es un gran álbum, más que nada por la historia que tiene. Entre los 60’s y 70’s PF fue a la isla de Ibiza para grabar el soundtrack de la película «More», la cual por cierto está recomendada, siempre ha figurado en las listas de películas de culto, ¿razón?, pues por el simple hecho de que toda la música de la película es de Pink Floyd, esa y The Wall son las únicas dos películas que gozan tanto sountrack aportado por PF.

Las canciones son diferentes no sólo a lo que la banda ya había hecho, sino para la época.  La primera es de Roger Waters, «Cirrus Minor». Está hecha con órganos y el peculiar sonido de un pájaro, ¿adivinen qué pájaro es?, nada más y nada menos que un ruiseñor. Los sonidos del canto del ruiseñor provienen de una grabación de 1961. A mí lo que me parece peculiar es que es exactamente el año en que Harper Lee recibió su premio Pulitzer por su famosa e impresionante obra literaria «Matar a un ruiseñor» (Killing a Mockingbird), la cual fue escrita tan solo un año antes (1960).

Por cierto, ¿sabían que Harper Lee era la mejor amiga de Truman Capote?, famoso autor de la obra literaria «A sangre fría», pero también de la menos conocida, «Música para camaleones», dicho libro sería la inspiración de Fito Páez para sacar su canción homónima, que por cierto, también es uno de mis músicos favoritos de habla hispana, amo sus referencias literarias. No es la única, tiene cientos, sólo para que te des una idea: La canción «Polaroid de locura» está basada en la obra de Bukowski, «la chica más guapa de la ciudad», así podría seguir la lista.

En fin, volviendo a PF: El disco de More (así lo encuentran en spotify) tiene muchas canciones interesantes, todas ya tienen la esencia de la banda, pero si se puede destacar una sobre las demás es la de «Ibiza bar», canción que como podrán imaginar está basada en las experiencias que tuvieron en Ibiza, y claro, que ahora forma parte del folclor e historia general de dicho lugar.

Que hablando de Ibiza, para mí tiene una importancia muy peculiar: Los cigarros «Pall Mall Ibiza sunset» salieron exactamente en el 2014 (año en el que entré a la universidad), también los conocemos vulgarmente como «sabor cereza», pero el sabor es «Ibiza sunset».

Los empecé a comprar porque los fumaba la chica que me gustaba en aquellos tiempos, a esa chica hoy la conocemos como «la chica problemas», esa de esas mujeres que sólo llegó a mi vida y a la de mis amigos para ocasionar problemas.

Todos me habían dicho que esa mujer no era digna de mí, nunca les creí, solo hice gala de mi postura de quijotería en querer mantener una relación a través de actos imaginarios y nada justificados por la lógica.

El día que por fin me decidí sacarla de mi vida, me fumé un cigarro Ibiza Sunset mientras en mis auriculares sonaba «Time», Pink Floyd, álbum The Dark Side of The Moon. La puse con la intención especial de hacerme recordar todo el tiempo que había desperdiciado en una persona.

En fin, por cierto, la palabra «quijotería» proviene (obviamente) de la obra de «Don Quijote de la Mancha», del capítulo VIII, cuando el Quijote pelea contra los molinos de viento. Ese acto de locura, de enemigos imaginarios y de actos nada justificados es lo que hoy nos trae tan bohemia palabra.

Por cierto, la portada del álbum de More de PF es precisamente un molino de viento, esto debido a la característica arquitectura vieja de Ibiza… Qué curioso, ¿no?

En fin, así es Pink Floyd, y solo estoy hablando de uno de sus muchos discos, de una de las miles de historias con las que lo relaciono, sin siquiera entrar a mis favoritos, porque en efecto, More no es de mis favoritos, pero igual lo amo.

¡Qué buena música, joder!

Vestirse rosa – 3 de octubre

rosita.jpg

Antes que nada he de admitir que este artículo lo escribo escuchando la canción de Joaquín Sabina titulada: «La canción más hermosa del mundo». Esto lo hago con la finalidad de que en el furor de la querella en la que hoy nos encontramos ustedes y yo, esta prodigiosa pluma no vaya a transgredir en algo tan trágico como abusar de la jerga prosaica que a veces caracteriza este hermoso santuario llamado «3deep5me», esta hermosa congregación de la gente que todavía cree que usar el pensamiento crítico es un arma de destrucción masiva lo suficientemente poderosa como para cambiar todos los males que encapotan el hermoso mundo en el que vivo. Ese hermoso mundo que más de una vez me ha demostrado que solo hay tres formas de vida inteligente en este planeta: Mi profesor Talamás, los delfines y yo.

Mi amado lector, perdón si conforme avanza la lectura va asomándose mi ego o mi arrogancia, estoy respirando profundamente para no perder los estribos de este fiero Rocinante que busca galopar raudo en las praderas a las que hemos evitado ir por mucho tiempo, ese hermoso lugar llamado: «¿Por qué no van todos a chingar su puta madre?, bola de esnobs borregos hijos de puta».

Resulta que un pendejo recuerda que en la película de «Mean Girls» se visten de rosa, y claro, también relaciona mal la fecha 3 de octubre, crea un meme sobre el porqué todos debemos vestir de rosa para conmemorar a una película, que admítanoslo, es mala. ¿Qué tenemos como resultado?, un montón de ovejas vistiendo de rosa sólo porque lo vieron en un puto meme viral de Facebook.

Mi profesor Talamás dijo en una clase de transferencia de masa: «Deben ejercitar la memoria, no hay mayor signo de inteligencia que una buena memoria», por eso no nos dejaba usar formulario. Yo discrepo en cierta parte de su argumento, pero sí estoy de acuerdo con la frase: «Todo aquél que no recuerde su historia está condenado a repetirla».  Y eso, quieras o no, tiene que ver con la memoria.

¿No recuerdan lo que pasó el 27 de junio del 2015?, porque yo lo recuerdo como si hubiese sido ayer, ese día comí enchiladas, Dr. Pepper y me pegué con el barandal de la casa, (¿una de las tantas ventajas de escribir?, entrenar la memoria, claro está), pero toma mi mano, deja te ayudo a recordar un poco:

Facebook lanza la aplicación para poder pintar de arcoíris tu imagen de perfil, esto con la finalidad de supuestamente «apoyar» a la comunidad LGBT. Todo se hace viral y comienzan los debates de lo que critican la moda, los que la adoptan y la «raza superior» que crítica toda la situación como tal. Aquí en el blog adoptamos la postura de la raza superior y despilfarramos mierda a borbotones pero al hecho de ir como borregos a colorear la imagen por el acto hipócrita de no apoyar a dicha comunidad el resto del año, pero, oye… ¿Cómo te vas a resistir a pintar tu imagen de perfil con un arcoíris?, ¿y gratis?, ¡puto ofertón!

El inexorable transcurrir del tiempo termina por poner a cada uno en su lugar, ¿Quién tuvo la razón?, yo, como siempre suelo tenerla. Los días subsiguientes Facebook lanza la noticia de que fue para ver cómo se comportaban los usuarios, ver la facilidad de manipular a las personas a través de la plataforma. ¿Qué cara puso la gente?, pues la misma, la misma cara de pendejos que cargan todos los días.

«No puede ser, Facebook me ha dicho que soy un puto borrego manipulable», claro que sí, ¿qué carajos esperabas?, ¿una medalla a la solidaridad y los movimientos altruistas fútiles de las redes sociales?, ¡claro que no!, sólo fuiste una parte más de la experimentación de la psicología de masas.

¿Por qué crees que la bolsa de trabajo de DeepMind busca a psicólogos, antropólogos, comunicólogos y cualquier docto en el área de las humanidades?, lo sé, no sabes ni qué carajos es DeepMind, ve y busca, ¿listo?, ¿seguimos?, pues exacto: Para saber cómo piensas, como actúas y cómo tratarte mejor a través de las inteligencias artificiales.

Porque aunque todos sabemos que eres un pendejo, las computadoras todavía tienen esperanza en ti, claro está, esto último hasta que DeepMind les demuestre matemáticamente (con álgebra booleana, supongo) que eres un pendejo y que realmente no vales la pena como recurso humano.

¿Qué aprendimos de la lección aquél día?, pues al parecer nada. ¿No habíamos dicho que la inteligencia se podía denotar debido a una buena memoria?, ¿sientes ese olor?, ¿qué es?, cierto, huele a pendejo, huele a un pendejo que fue manipulado por una plataforma internacional y que ahora está siendo víctima de un puto meme de mierda, ¿de qué sirve el conocimiento empírico?, ¿de qué sirve que te llamen pendejo una vez si apenas tres años después estás cayendo en las mismas mierdas?, esto ni siquiera es un argumento casuístico, ya estamos aludiendo completamente a tu puto déficit de pensamiento crítico.

Nadie te está diciendo que no te pongas ropa color rosa, lo que te están criticando es que vayas como puto borrego a ponerte ropa sólo porque una imagen de Facebook lo dice.

Además (ya se acabó la canción, ya valiste verga), ¿Pero qué carajos?, ¿no viste la puta película?, si vas a dedicar una hora y media de tu vida a ver una película mala, mínimo sácale un poco de provecho. ¿Cuál es la lección de Mean Girls?

La protagonista pierde a sus amigos verdaderos por adoptar actitudes superficiales y pendejas, intenta encajar en la sociedad siguiendo modas y patrones de comportamiento superfluos, intenta ser alguien que no es. En su camino a llegar hacia ningún lugar lo pierde todo y daña a personas que la querían por lo que realmente era.

Las «plásticas» tienen modas y decisiones pendejas, todo superficial, nada esencial.

Ahora, tú toda pendeja vas y te pones puta ropa rosa porque una puta imagen de Facebook te lo dice. Con ello aludes a que estás de acuerdo con el comportamiento de las principales antagonistas de la película, ¿y dónde quedó la lección de la película?, ¿dónde quedó el hecho de no seguir modas pendejas para intentar pertenecer a algo?

Créeme cuando te digo, entre más te esmeras por formar parte de algo más perteneces al grupo de los que no son nadie.

Perdón, ya se me derramó la tinta, ya se acabó la canción, ya se acabó la paz interior. Es que no encuentro palabras más ofensivas que llamarte pendeja/o, porque eso es lo que eres. Lo más bajo de esta sociedad, lo más fácil de aplastar y manipular, no hay palabras, has alcanzado lo que en mi argot llamamos: Persona innominable.

¡Ay no!, es que siento que me voy a desmayar, ¡qué te jodan!, pendejo tú, pendeja tu familia que mantuvo a un puto retrasado y pendejo yo que no te he sacado de mi vida antes de que me pegues lo pendejo por ósmosis o una mierda así, ¡ay no!, ya se me fue toda la educación del tintero, mira la mancha que dejaste en mi escritorio donde sólo queremos escribir obras divinas y tributos al nuestro amado señor Dios que nos regala tanto.

Esto no puede ser un error, no otra vez mi hermoso bolígrafo siendo un lapsus calami por antonomasia, no de nuevo, no por ti, hija/o de puta.

En fin, ¿qué puedo hacer?, al final 3deep5me es mi terapeuta, ¿y sabes qué me ha susurrado al oído?, en efecto, que eres un pendejo, no puedo estar equivocado.

P.S.

Ni argumenten lo del cáncer, que a mí no me van a ver la cara de pendejo. Si quiere ver una allí debe haber muchos espejitos en tu puta casa de autistas en etapa terminal.

#PeaceOut.