Extrañas tradiciones navideñas

Me gusta mucho la navidad, me mama tragar, ponerme pedo y celebrar el nacimiento del niño Dios, mi salvador, mi mesías y mi dominatrix. A mi madre nunca le ha gustado que salga en navidad, nunca me dejó ir a las posadas/fiestas en plena noche nueva pues se supone que eran para estar «con la familia» y porque se supone que salir en navidad o en el fin de año atraía la desgracia a quienes desobedecían esta regla familiar (a mi tío lo atropellaron en estas fechas y desde entonces se generó el mito).

En mi casa solo comemos, hablamos, escuchamos música a un nivel moderado y pisteamos hasta desfallecer, eso para mí es la navidad, si hay niños abren sus regalos y listo. Estos pequeños detalles para mí son lo que caen en el estereotipo de lo «normal».

Sin embargo, cuando alcancé cierta edad, las hormonas (que me inyecto para que me crezcan los senos) se apoderaron de mí y preferí ir a coger con mis novias que estar en la casa, algo que sin duda alguna molestó mucho a mi mamá, ¿pero qué puedo hacer?, nada, es parte del camino de crecer, que te den una mamada junto al arbolito de navidad solo se puede pocas veces al año, a menos que quieras meter un árbol de navidad a un motel o a un carro en pleno mayo, algo que se me haría retorcido: «Ándale amor, ponte este gorro navideño y estos cuernos de reno o no se me para, hazlo mientras conecto el árbol, por cierto, traje ponche».

Como sea, pasar la navidad en casas de otras familias me ha hecho experimentar cosas bien oscuras que jamás me había imaginado que fueran posibles:

En la casa de una ex a la mera hora de la navidad cargaron una estatua del bebé Jesús, lo hicieron bailar, lo besaron y luego lo pasaban de mano en mano para que todos lo besáramos, yo soy agnóstico, esta imagen para mí fue (no es broma) terrorífica, aunque respeto todas las mamadas en que la gente cree, a veces no entiendo del todo la naturaleza humana. Lo más gracioso es que el hermano de mi ex era un ateo descarado mala copa y estaba gritando desde la cocina: «Allí están con su pinche niño Dios, ¡Dios no existe, pinche estatua de porcelana pendeja!, etc, etc. Una escena hilarante si te pones a pensar que, aunque no compartía las aseveraciones de mi cuñado, algo de eso había en mi prodigiosa cabeza que normalmente no repara en las nimiedades de las almas de vuelo pedestre.

En la casa de otra ex los tíos se agarraron a chingazos (algo que yo pensé que era un mito), por si fuera poco un de los tíos con el que había estado platicando toda la noche, creyó que eramos aliados o una mamada así, y en su puta borrachera me dijo que más al rato nos íbamos a dar un tiro con los demás, todo para saldar los vergazos que había recibido.

─Señor, yo solo vine aquí porque me ando cogiendo a su sobrina, creo que es lo mínimo que puedo hacer para hacerla feliz ─pensé.

Obvio el hombre terminó marchándose del lugar, defraudado de que no le ayudé, no porque sea culo, sino porque se vería muy mal que el novio ande dándose de vergazos en la cena navideña, ¿a quién engaño?, si fue por culo.

En la casa de mi última ex tuve que aguantar al señor pretencioso médico/pintor (mi suegro) sobre medicina y arte contemporáneo, dos temas de los que aunque conozco ciertas cosas, no me gusta hablar. Además es el único suegro que me ha odiado desde que me conoció y que nunca confió en mí (algo inteligente). El problema es que ese hombre pensaba que la cocina debía ser rebuscada como sus pinturas, así que preparaba mierdas exóticas que yo nunca había tragado y las cuales me daban mucha desconfianza.

─Señor, ¿qué vergas esa cosa rosa? ─pensaba.

Puto dulce de frambuesa con carne de no sé qué chingados, en fin, clase alta… ¿Qué podemos hacer con ellos?

Se me hace una deshonra a la navidad y a la cultura navideña que en una casa no haya buñuelos, pavo, pierna, tamales, menudo o esas cosas que se cocinan en estas épocas, ¿quién carajos se pone a jugar a Master Chef en plena noche buena?

En fin, puta gente, putas tradiciones extrañas.

¿Ustedes qué es lo más raro que han pasado estas navidades en casa ajena?

Algunos datos curiosos sobre la puñetera navidad.

Algunos datos curiosos sobre la navidad que todos deberían saber para que puedan compartir con sus familiares mientras cortan el pavo y así puedan desviar la atención de comentarios incómodos tipo: «¿Y la novia?, a mí se me hace que te gusta la verga».

Decir «mi pene tiene una erección perenne», es lo mismo que decir «mi pene tiene una erección duradera». El ejemplo lo uso más que nada para enriquecer tu vocabulario y que sepas el significado de palabras básicas. Pero, pasando a lo importante:

Los árboles de hojas perennes (duraderas) son aquellos cuyas hojas no pierden el color verde en las distintas estaciones del año. De hecho, en las lenguas angloparlantes se utiliza el término «evergreen» (siempre verde).

La razón por la cual algunas especies tienen las hojas verdes se debe a una sustancia llamada clorofila, que es la encargada de otorgarles ese color (cloro del griego chloros, que significa verde, y fila, del griego fylon; que significa hoja).

Sin embargo, ¿Por qué algunos árboles se marchitan y otros (como los pinos) siempre se mantienen verdes?

Cuando llega el otoño e invierno, la mayor parte del agua se congela, así mismo la lluvia disminuye, mantener las hojas verdes y guapas le cuesta mucha agua al árbol. Por razones de adaptación (mutación, mejor dicho), algunos árboles desarrollaron el mecanismo de mandar a la mierda sus hojas y aprovechar el agua de una forma más óptima para mantenerse con vida hasta que los niveles de agua y de luz solar (que también es poca en invierno) se restablezcan.

Tener tantas hojas aumenta el área de superficie que está en contacto con el medio ambiente, y, dado que la humedad dentro del árbol es mayor a la del ambiente, eventualmente perderá agua por un fenómeno llamado «evapotranspiración», dicho en román paladino: El árbol «suda».

Las fuerzas impulsoras para este fenómeno son dos: La diferencia de concentración (más agua en el árbol que en el ambiente) y la diferencia de temperaturas (más temperatura en el árbol que en el ambiente). Esto último es obvio, porque el árbol es un ser vivo, tiene un metabolismo y tiene un consumo de materia prima para crear determinados productos (oxígeno y azúcares) a través de reacciones fotoquímicas.

Los ecuaciones matemáticas que describen estos fenómenos se conocen como: Ley de fick (para la masa) y ley de enfriamiento de Newton (para describir la transferencia de calor por convección).

Y aquí está el secreto, dado que las hojas de los árboles perennes tienen forma de aguja, el área de transferencia es menor a los otros maricones que tienen hojas con áreas muy grandes.

El área es directamente proporcional a qué tanto se transfiere de masa (pérdida de agua) o qué tanto se pierde de energía (calor, energía en transición).

Los árboles perennes tienen una ventaja, y dado que su área superficial en las hojas es mucho menor a los otros, bueno, se pueden dar el lujo de permanecer verdes mucho más tiempo, es decir: No tienen que buscar la forma de optimizar o reducir la pérdida de agua, pues es casi nula.

Esto siempre ha admirado a las personas. De hecho, en Alemania, los pueblos nórdicos basaron su mitología completamente en el árbol de la vida, un árbol de nombre «Yggdrasil» cuya función era separar los distintos mundos en sus ramas: Asgard, Midgard, etc.

Como dato curioso: El hombre encargado de custodiar el árbol era Heimdall, también conocido como el negro que custodia el Bifrost en las películas de Thor. El actor es Idris Elba, también conocido por ser el protagonista de Luther (serie de la que ya hablé en el blog) y de interpretar a Stringer Bell en la serie The Wire (de la cual también ya hablé en este otro artículo).

Como sea, los inviernos siempre fueron fuertes, por eso los nórdicos siempre admiraron que estos árboles permanecieran verdes, tanto así que les gustaba guardar ramas y árboles enteros dentro de sus casas, esto para recordar que el invierno terminaría y que tenían que mantenerse estoicos ante la escasez.

Es obvio lo que pasó después, cuando los cristianos empiezan a adoctrinar a otros pueblos (de una forma no violenta, claro está), empiezan a adoptar también otras costumbres, en este caso, poner un árbol dentro de sus casas.

Y no me lo vas a creer, pero el invierno y la navidad de los cristianos caen por la misma fecha, ¿conclusión?, allí tienes el origen del pino de navidad, y no sólo eso, el porqué es un pino y cómo funcionan los pinos.

El adornarlo ya es cuestión de la putería de cada familia, creo que todos sabemos que la estrella en la punta representa la estrella de Belén, porque bueno, todos somos católicos de clóset.

En fin, espero y estos datos desvíen la atención de tu inminente homosexualidad en la cena de navidad, también espero que lo compartas con los niños pequeños de tu familia, ellos sí tienen futuro para adquirir cultura desde una temprana edad, no como tú que ya estás perdido y sin esperanzas.

Feliz navidad te deseamos todo el equipo de 3deep5me, que bueno, soy solo yo.

Puto el que lo lea.

#PeaceOut.

Feliz día de la virgen, navidad y año nuevo 2018

Es diciembre, y como todo buen diciembre celebramos 3 cosas importantes aquí en México:

Primero que nada calentamos motores y comulgamos el día de la virgen de Guadalupe, pues ya que somos mexicanos debemos cumplir con el estereotipo pendejo de que somos fervientes creyentes de todo lo que nos pongas en las narices. ¿Virgen?, ¿Espíritu santo?, ¿Dios?, ¿El gasolinazo?, ¿Creer que el universo de Marvel tiene una buena línea argumental?, ¡hombre!, dame eso y más, total, soy mexicano, soy pendejo, lo llevo en la sangre, podrías venderme bolsas de arena aunque viviera en la playa.

Después de aceptar como un axioma el cumpleaños de la madre del hijo de Dios, viene la segunda celebración más esperada: El cumpleaños de Dios, pero que no es Dios, sino el hijo de Dios, pero que no es esto ni lo otro, sino sólo un espíritu, pero que es los 3 a la vez, como sea, dejemos de lado la copia barata que hizo la religión de la serie de Sense8 para centrarnos en la idea principal de la fecha, el personaje favorito de todos los vagabundos, enfermos y madres solteras: Jesucristo, salvador de salvadores.

Un día Dios estaba aburrido viendo que los dinosaurios no podían descubrir el fuego ni inventar la rueda, así que se cansó y los mandó a todos la mierda. Acto seguido creó a toda la humanidad, la volvió voluble, pecadora e hija de puta. Pero como Dios es más contradictorio que una chica con SPM decidió culparnos por todo, y luego para perdonarnos asesinó a su hijo a través de la voluntad que tiene sobre nosotros, y bueno, así es como nació la religión y el inicio del fin de la poca mierda de lógica que nos quedaba. Por si fuera poco los fósiles quedaron registrados en la tierra sólo para poner a prueba tu fe, y bueno, ¿qué decir del petróleo?, ese extraño material que no proviene de los fósiles, porque bueno… Los fósiles no existen. El petróleo es un invento de las farmacéuticas y la coca-cola para mantenerte consumiéndolo a través de esos para nada necesarios aparatos de transporte. La coca-cola es negra, el petróleo también, ¿coincidencia?, dímelo tú.

Pero ya nos desviamos mucho, total, que Dios inventó a Santa Claus para ser el personaje favorito de todos los niños de los 3 a los 30 años. Entonces Santa y tú hicieron un pacto en el que tú te portas bien y el hombre con obesidad mórbida te trae regalos que rara vez son lo que tú pides. Así es como este negocio de religión, consumismo extremo y  mucho  amor nos da uno de los mejores días de nuestras vidas a cambio de quebrantar la poca estabilidad económica que tenemos, pero bueno, vale la pena, total, el dinero para eso es: Para gastarlo en momentos mágicos y completamente reemplazables.

Una vez que hemos sobrevivido a la nada sana combinación de alcohol, pavo,  puré, drogas e incómodos abrazos; se viene prepararnos para el evento principal y favorito del blog 3deep5me: Año nuevo.

Porque si no nos había bastado tener algo tan pesado como celebrar a una mujer que nunca cogió y al nacimiento inoportuno de Jesús, pues bueno, para eso viene año nuevo, para quemar todos los malos recuerdos, llenarnos de esperanza y ahora sí terminar con el ya prácticamente inexistente dinero que había sobrado en la cartera.

Año nuevo es el día en el que celebramos que la tierra ha dado 365 vueltas sobre sí misma, recordemos que este 2017 aprendimos que la tierra es plana, no esférica, la teoría de la esfera y la traslación terrestre es algo que inventaron los mismos villanos de toda la vida: La coca-cola, las farmacéuticas y los fisicoculturistas.

Porque si no habías caído en el macabro plan de requerir medicamentos cada vez que estabas enfermo, ahora sí que caerás en la elaborada trampa de creer que las estaciones del año son debido a la distancia entre la tierra y el sol.

Pero dejemos de lado los hechos científicos y centrémonos en la importancia de la fecha: Celebrar que ya se acabó toda la mierda y puedes borrar toda tu lista de errores para empezar una nueva y más larga, y claro, fingir de manera cínica que nada ocurrió.

Así es como aquí en 3deep5me aliviamos y olvidamos nuestros pecados.

¿Recuerdas esa chica a la que le estuve  tirando la onda todo el año y que nomás no me peló?, bueno, ya no más, que se joda la puta.

¿Recuerdas esa materia que reprobé?,  que se joda la puta.

¿Recuerdas ese dinero que te debía?, ya no más, jódete puto.

¿Y qué sobre la enfermedad mental que me diagnosticaron?, que se joda, ya estoy sano de nuevo.

¿Qué tal todos los propósitos que no cumplí en el año?, que se jodan, puedo volver a empezarlos.

Ese es el verdadero espíritu de la temporada, y heme aquí sentado, terminando de arrasar con el recalentado y mirando como caen los pedazos de pavo sobre mi teclado, porque claro,  tengo la mala costumbre de hablar en voz alta mientras escribo.

Contágiense del hermoso espíritu que sólo el año nuevo nos brinda, porque créeme, está de la mierda sobrevivir a 365 días, sobre todo si no tomas litros y litros de alcohol y los combinas con tus anti psicóticos.

Celebremos que podremos mentirnos una vez más con propósitos para nada trascendentales, ¿ser mejor persona?, que se joda ser mejor persona, yo quiero adelgazar, porque soy niña millennial y aunque desertaré en el primer mes, un mes de haberlo intentado vale más que un año de haber logrado algo que en verdad valiera la pena.

Pero no todo es negativo, en año nuevo también tenemos más comida que se acumulará con la comida que ha sobrado de navidad, y claro, tendremos un maratón de quince días comiendo lo mismo hasta el punto en que extrañemos comer algo tan humilde como nuestro clásico buebito con salchicha y las otras mierdas que odiamos el resto del año

Pero eso ya es otra historia que da mucho para hablar, de momento dejo este artículo hasta este punto, porque ya son más de mil palabras.

En los siguientes días crearé una entrada para publicar algunas estadísticas curiosas del blog, de mis textos y una lista de consejos para ser disimular que eres feliz este 2018  y quites tu cara de puñetas del 2017.

¡Nos vemos!, te desea una muy feliz navidad y próspero año nuevo el equipo de redacción de 3deep5me, que soy sólo yo, pero me gusta pluralizar para así esconder problemas bien serios que tengo.

alloween