El odio sin fundamento de la gente contra alimentos transgénicos.

Aquí tenemos otro clásico de las personas sin formación científica y cómo enarbolan sus espadas contra el progreso: Los alimentos transgénicos.

Seré claro y rápido, seguro en la primaria recordarás el experimento de los guisantes de Mendel (actualmente considerado padre de la genética y cuyo reconocimiento no le fue otorgado hasta muchos años después). Bueno, el padrecito Mendel (porque era hombre de ferviente religión) estuvo jugando con los guisantes y combinándolos para encontrar aquellos genes dominantes y recesivos, esto con la finalidad de dar con los mejores guisantes, dando al final el nacimiento de una de las ramas de la ciencia más importantes en la actualidad, la genética.

Sin meter químicos, sin meter rayos XYZ, sin utilizar fuerzas arcanas, auras UV o cualquier término sacado de las bocas de los paranoicos, el resultado de este acto es un alimento transgénico por la sencilla razón de que fue la mano del hombre la que dictó el cómo una planta debía seguir su linaje, esa es la definición de transgénico.

Con el tiempo la ingeniería genética ha mejorado y ha creado técnicas mucho más poderosas y mucho más intrusivas, no solo en el mundo vegetal, sino en todos los reinos. El hecho de que se pueda combatir la diabetes mundial es porque la producción de insulina es a través de la modificación genética de una cepa de E. Coli, la genética está salvando vidas, la genética es la mamada.

La gente de biotecnología, de bioquímica, química, biología y demás se están agarrando a chingazos día y noche para encontrar alimentos transgénicos que se puedan dar en zonas desérticas, en zonas muy frías, que aguanten plagas, pesticidas o sencillamente alimentos que crezcan rápido y de forma barata, esto debido a que todos sabemos que en unos años se nos viene encima una crisis económica y una crisis de hambre porque ya somos muchos y tenemos pocos recursos para alimentar a todos.

El hambre se combatirá a través de los transgénicos os guste o no, el hambre no se combate donando en la caja del centro comercial, no se combate donando centavos en el cajero, esas son soluciones parciales, es la forma de hacer que muchos necesitados el día de hoy puedan comer. La solución al problema debe ser de raíz, debe ser a través de la ciencia. No creas que se soluciona escogiendo a lo gobernantes correctos y esperando que toda la estructura política del mundo cambie para favorecer a los más necesitados, no le pidas peras al olmo. Reza y ten fe en que la ciencia encontrará la forma como siempre lo ha hecho.

No vengan a facebook a criticar y sacar teorías de que los transgénicos matan, detrás de todo hay controversia, no puedes decir que la ciencia es mala porque hubo un accidente en Chernobyl, no puedes decir que la ciencia es mala solo porque ha muerto gente o equis descubrimiento nos ha causado cáncer.

Claro que hay cáncer, claro que hay muertos, claro que hay todo tipo de cosas, pero hay más muertos en las formas que ha encontrado el hombre para crear a la sociedad, hay más muertes en la estructuración política de un país, hay más muertes en la guerra, hay más muertes en el hecho de querer meter religión hasta en la sopa, todo genera muertes, la pregunta es qué beneficios obtiene la humanidad cuando se hace el balance general de cuentas.

La ciencia por sí misma no es un enemigo del hombre, es el hombre el que es un enemigo del hombre.

No le teman a la ciencia y a sus avances, porque más han muertos en la ignorancia del hombre que en los intentos por salir de la misma.

¿Por qué a las mujeres les gustan los cabrones y pendejos?

Chicas, ¿nunca se han preguntado por qué muchas cometen el error de sentir atracción por los chicos malos?, a casi todas les pasa en algún momento de su vida: Hombre fuerte, alto, golpea todo lo que se mueve, fuma foco y es tan pendejo que es imposible que pueda hablarte algo interesante, al menos no más allá del nuevo cambio de aceite que le hizo a su carro o del juego de llantas que están en oferta en Coppel. Mientras tanto, ¿tu entrepierna?, las cascadas del Niágara, enloquecida por ir y arruinar tu vida.

Hay tres tipos de mujeres para afrontar esta situación:

Está la mujer que entra a la relación, es golpeada y aprende de sus errores, nunca se vuelve a meter con un pendejo de este tipo. Bien por ella.

Está la mujer que entra y se vuelve adicta a los drogadictos sin futuro, es masoquista, nunca aprende y nunca cambiará, está destinada a ser embarazada y abandonada.

Por último, está la mártir, la que piensa que su misión en la vida es cambiarle la vida a este tipo de hombres, la que piensa que una relación es un proyecto de labor social. Tiene el mismo destino que la segunda, la diferencia es que esta lo hace con una fe ciega. Su religión son los hombres pendejos, piensa que en la otra vida Dios le dará las gracias, o piensa que realmente está salvando a un Steve Jobs o un Tesla del mundo de las drogas y el licor barato.

Saben que soy un hombre de ciencias, más que aceptar lo obvio, me gusta preguntarme: ¿Por qué pasa esto?, ¿es que algunas sólo toman malas decisiones o hay un trasfondo que no estoy viendo?, aunque la química es mi especialidad, creo que aquí lo mejor será argumentar con historia y antropología, ya que, pocas explicaciones puede dar la química (por ahora).

. . .

Lo crean o no, sí hay teorías y estudios que pueden dar justificación a esto. Hace muchos años la sociedad no era tal y como la conocemos ahora, estábamos llenos de vellos y no teníamos desarrollado un sistema de transmisión de cultura tan avanzado como el que tenemos hoy.

Antes de que surgiera la primera división del trabajo debido al desarrollo de la agricultura, el nacimiento de la sociedad y su trabajo colaborativo para la supervivencia. El hombre se dedicaba principalmente a la caza y a la recolección.

El hombre era el cazador y la mujer se dedicaba a cuidar a las crías (o recolectar). Esto es algo que modificó seriamente la fisiología, tanto del hombre como de la mujer. Por ejemplo, un cazador tenía que ser fuerte, tener musculatura, resistencia física, ser ágil. ¿Quién iba a ser el mejor cazador?, indudablemente aquél más astuto y con mejor condición física.

El problema es aquello que siempre ha tenido el hombre con la palabra «equitativo», así como un buen cuerpo te ayudaba a sobrevivir en el mundo arcaico, también te volvía un hijo de puta con los otros de tu especie. Si yo soy el más fuerte y el que más ha aportado en esta cacería, ¿por qué debería ceder alimentos a los otros imbéciles?, y bueno, de allí el origen de los vergazos que nos siguen acompañando en nuestros tiempos. De hecho, cuando nace la agricultura y con ella el concepto de «abundancia», esto se convierte no sólo en chingazos, sino también en el nacimiento de la esclavitud de algunas razas, pero esa es otra historia…

El hombre fuerte pasaba por encima de los demás, lo que a la larga lo convertía en el líder, el macho alfa. Caso curioso, la mujer ya había desarrollado un mecanismo genético para aparearse con estos seres. Si un hombre por ser alfa puede golpear a los demás y también ser un buen proveedor, obvio que le voy a dar mi flor en aras de mantenerme con vida, no vaya a ser que también me mate.

Todavía más curioso, la mujer antes no había desarrollado la selección del macho. De hecho, una de las posibles explicaciones para que el orgasmo femenino sea más prolongado y tarde más tiempo en alcanzarse, reside precisamente en esa época cuando la mujer no seleccionaba al macho, me explico:

La anatomía y fisiología antes de la bipedestación era diferente, los hombres y las mujeres andaban en cuatro patas. Esto hacía que la hermosa vagina de la mujer estuviera expuesta durante la ovulación, hinchándola, poniéndola más rosa y babeante. Además, se especula que las fosas nasales del ser humano (mucho más grandes en aquellos tiempos), tenían capacidades más interesantes que las actuales, olfatear feromonas, etc. Vaya, un comportamiento más primitivo.

A pesar de eso, los machos no tenían una estructura social tan avanzada, y como dije; la hembra no escogía al macho, sino que en su época de celo, se comportaba como otras especies, es decir: Armaba un bukkake vaginal, que le entre quién quiera y pueda, el mejor esperma se lleva la copa del torneo.

Por eso se cree que el pene más largo era el que triunfaba (algo que los hombres todavía tienen en su mentalidad), y de hecho, por eso el glande tiene esa forma. Al realizar el movimiento de copulación (mete y saca), el hombre con la forma del glande podía «barrer» al exterior de la vagina el material genético de otros machos. Es obvio que un pene grande y con esta forma tenía más oportunidad de triunfar.

Por eso la relación sexual en nuestra especie es tan diferente en el hombre y la mujer. El hombre está diseñado para aparearse muchas veces en poco tiempo, la mujer, al igual que otras especies; fue diseñada para estar en cuatro patas y recibir el esperma de muchos en aras de mantener el ritmo de reproducción en regla, he de allí que el orgasmo tarde más en alcanzarse (algo que seguro está emocionando a más de una mientras lee esto).

Como sea, cuando el hombre empieza a caminar en dos patas. La cosa cambia, se oculta la vagina y vuelve menos obvios los ciclos de ovulación de la mujer, ahora debemos adivinarlos. Y no sólo eso, cambia la fisiología del humano, el cerebro se hace más grande, inventa las herramientas, etc. El sexo pierde tanta importancia, y el uso de la inteligencia encuentra sus albores.

Es aquí donde de forma contradictoria la violencia pone al macho alfa como el más importante de la manada, y ahora, con la nueva capacidad cognitiva tanto del hombre como de la mujer, esta última se puede dar el derecho de seleccionar al macho con el que mejor le va a ir en su vida (la vida del hombre antigüo, claro está). Esto último es teoría, así como también el macho podía abusar de otros machos, es obvio que también abusó de la mujer y la relegó a la posición que tuvo muchos años (nacimiento de inequidad de sexos y que actualmente el feminismo intenta reparar).

Pasaron los años, este pensamiento y comportamiento se sembró en el material genético de la especie. Haciendo que día a día salieran más niños, cada vez más fuertes y cada vez más violentos, algo que seguro se debe a los excesos de testosterona que se debían tener para producir musculatura y una obvia superioridad física ante los demás.

Sin embargo, entre los hombres también nacieron algunos que eran más inteligentes. Ellos, al darse cuenta que no podrían contra el macho alfa, empezaron a ingeniar formas para reproducirse, desde matar al alfa en una ingeniosa trampa, hasta cortejar a la hembra con cosas más ingeniosas que un pene largo y la cabeza de los otros machos.

Esto permitió que la raza avanzara tanto en inteligencia como en desarrollo físico. Esto ha seguido por los años, ha generado guerras, genocidios y batallas sin sentido.

El día de hoy el hombre todavía busca cualquier razón para agarrarse a chingazos, todavía piensa que debe tener un pene largo y que debe matarse en el gimnasio para llamar la atención de la hembra. El problema de estos individuos es que son estúpidos y el futuro de la humanidad en sus manos no tendría… Futuro.

Por otra parte, el hombre intelectual sigue en la biblioteca volviéndose un erudito y buscando la forma de transmitir su material genético, ya sea por su inteligencia, o erradicando la nula oportunidad que tiene el «alfa» con sus músculos, sus selfies y sus bebidas de proteína.

Por suerte la mujer también es igual o más inteligente que el hombre (por mucho), esto hace que ya no todas tengan el pensamiento primitivo/genético de querer copular con el más fortachón. Ahora, con el uso del razonamiento se están dando cuenta que el intelectual es el futuro de la humanidad, y que es mejor darle las nalgas al inteligente que al pendejo fuerte, total, ya no estamos jugando a correr detrás de venados o agarrarnos a vergazos con un mamut. Ahora el que es más inteligente es el que domina el mundo, de una u otra forma. La sociedad actual está levantada sobre los grandes genios de la historia, no sobre los que pueden hacer más repeticiones con mancuernas.

En conclusión: Algunas mujeres sienten atracción por hombres malos porque todavía tienen material genético que debieron haber perdido hace tiempo. La única forma de solucionar esto es que seas consciente de tu error, analices el problema y sepas que lo mejor es entregarle tu amor a un hombre inteligente, así tu hija o hijo tendrán mejor material genético y con el tiempo (y tus enseñanzas) no cometerán los mismos errores.

Es decir, la mejor forma de mejorar tu especie es metiéndote conmigo. A huevo, no iba a perder la oportunidad para echarme flores, me amo.

Eso ha sido todo, espero y haya sido instructivo esto. Deja de meterte con drogadictos violentos, no te van a llevar a ningún lugar, deja de meterte con mamados huecos, no te van a llevar a ningún lugar, yo te prometo la gloria y la soberanía del nuevo mundo que voy a levantar.

Te amo, sólo velo por tu bienestar.

Saludos.

Querido diario: Mi patio se está llenando de aliens.

Hace unos días publiqué en mi instagram una foto muy chingona (sí, tengo instagram, y está bien chingón, ¿por qué no me estás siguiendo?, subo fotos de mis perros). En dicha foto se ve un insecto que parecía una avispa negra y que la capté en el momento en que asesinó a una abeja y se la empezó a comer frente a mí sin ningún tipo de conmiseración, ni por la abeja ni por mi presencia.

En su momento no me preocupé, «vaya, que bonita y salvaje es la naturaleza, maravilloso, oremos» (fue lo que pensé). Sin embargo, me he empezado a preocupar pues cada vez que salgo al patio me empiezo a encontrar de nuevo con estos animales, y a su vez, veo como disminuye la población de abejas.

A las abejas no les tengo miedo, son buenos animales que se dedican a generar miel y polinizar nuestros árboles, si no tuviera abejas lo tendría que hacer yo con la boca, y dado que llevo mucho tiempo sin darle una mamada a mis árboles, estoy plenamente agradecido con las abejas y celebro con júbilo su existencia.

Tener este tipo de depredadores en mi casa me pone de mal humor y me colma de preocupaciones este corazón lego en temas de entomología (la rama de la biología que estudia los insectos), ¿qué carajos es?, ¿qué quieren de mí y de mi patio?

A primera instancia podrás pensar: «Es obvio, quieren a las inocentes y muy trabajadoras abejas», pero ya casi no hay. Al menos ya no las veo con tanta frecuencia en mi patio, creo que acabaron con todas, ¿y ahora?, ¿qué quieren?, ¿qué esperan?

Podemos observar en la foto que dejo como evidencia el cómo esa mierda me está asechando a mí y a mis perros. No hace nada, no dice nada, simplemente observa. He visto el mismo comportamiento en otras de sus secuaces pero han volado ante mi presencia antes de que pudiera evidenciar sus oscuros planes en material fotográfico.

Al principio pensé que era una avispa, pero las avispas tienen un cuerpo muy característico. Este ser parece como si un chapulín hubiese cogido con una polilla, y eso me pone nervioso, porque la mayoría de los chapulines no poseen alas, las relaciones sexuales entre estas especies no tienen cabida en mi imaginación.

Observen bien el cuerpo: de la cintura (¿así se llama la parte de los insectos?) hacia abajo es un chapulín, hacia arriba es una polilla. No tiene aguijón, mata abejas con la boca y con sus poderosas «patas» delanteras, luego se las come lentamente, disfrutando su dolor y mi excesivo pánico.

He estado leyendo algunos días sobre las avispas, desde su forma, su cuerpo y varios catálogos donde las clasifican. No encontré a este ser, y creo que es debido a que… No es una puta avispa.

No tengo muchos biólogos en mis redes sociales, esto debido a que mi inteligencia siempre ha sido suficiente como para resolver cualquier problema de biología yo solo. Sin embargo, no he podido con este y estoy entrando en una crisis, ¿no será una especie nueva exclusiva de Chihuahua?

Tal vez la contaminación, el exceso de radiación UV y el arsénico del agua hayan influido para que esta especie se generara. Tal vez las explosiones de la fábrica de cemento, abrieron un hueco en la tierra y las liberó del encierro en el que estuvieron viviendo por millones de años. Tal vez compartieron la tierra con los dinosaurios, ¿quién sabe?

Como sea, este es un llamado. Por favor, etiqueten o ayuden a que yo pueda contactar con un profesional en la materia. Necesito saber cómo erradicar a esta especie de mi patio.

Primero fueron las abejas, pero luego seguirán mis colibríes. ¿Y después?, tal vez se coman a mis putos perros, tal vez después siga yo. No debemos subestimar el poder de la naturaleza.

Esto es una carta de auxilio, en caso de que la ayude no llegue a tiempo, quiero que sepan mi última confesión: Siempre los odie a todos, no porque sea una persona mala, sino porque son, evidentemente, menos inteligentes que yo.

Los quiero.