Adán y la nada.

Érase una vez un Edén en el que lo había todo y el tiempo corría al revés.

En este Edén el tiempo llegó a su inevitable inicio y solo quedó náda.

Entonces el tiempo emprendió su camino de regreso.

Fue entonces cuando náda fue de nuevo adán.

De su propia costilla hizo una mujer solo para no estar solo.

Para tener alguien a quien poder contar todas las increíbles historias de cuando solo había nada.

Cuando adán por fin tuvo tiempo para no hacer nada.

Inventó a un Dios e inventó la historia de que fue ese Dios quien había creado a Eva.

Sólo por no aceptar el miedo que sentía al estar solo.

Desde entonces seguimos viviendo esa misma historia.

La historia de un hombre que temía estar solo.

Y que en su temor…

Con sus mentiras creó a un Dios.

Y en su única verdad creó a una mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s