¿Las chaparras son mejores cogiendo?

chaparra.jpg

Eso de «las chaparritas cogemos bien chido» es algo que se inventaron las chaparras para subir su autoestima de forma injustificada. Lo más probable es que hubo un congreso de enanas y allí llegaron a un acuerdo.

No, las chaparras no son mejores cogiendo, y te lo voy a demostrar con silogismos obvios porque sé que estás bien pendejo: No existe algo como «soy mejor cogiendo», coger es un acto que requiere el contacto entre piel, lo cual a través de la fricción y la presión estimula, y bueno, ya sabemos dónde termina la cosa.

Supongamos dos mujeres: Una alta y una pinche chaparra. Una alta obviamente tendrá más masa que una chaparra (a menos que la chaparra sea obesa). Si es el hombre el que se las coge, entonces ya no existe el argumento de «las chaparritas cogemos bien chido», porque allí el hombre es el de la proeza, no de la pinche enana. Pero, supongamos que son ellas las que te cogen, obviamente la morra con más masa es la que más presión y más fricción va a generar, porque aunque sean mujeres, no escapan de la ley de gravitación. A mayor masa mayor peso, una alta siempre la vas a sentir,  a una enana apenas y te das cuenta que la tienes arriba.

Ahora,  a pesar de que esto es física y las pruebas son ineludibles. Los hombres también le van a dar la razón a las enanas: «¡Ufff!,  las chaparritas son otra cosa». Esto no es porque sean realmente buenas cogiendo, no tiene súper poderes, de hecho no sirven como tal para el acto.

Aquí lo que le da la razón a la mujer es un factor psicológico muy obvio: El hombre cuando coge  tiene deseos de dominación, busca a través del acto sexual humillar a la mujer de forma inconsciente, así como también demostrar su «superioridad física» a través de someter a la pareja sexual. ¿Qué es más fácil de someter?, ¿una jirafa o un pinche perro pug?, la respuesta es obvia. También por eso decir que eres buena cogiendo (cuando eres enana) es lo mismo que decir: «¡Larga vida al patriarcado!»

El hecho de poder cargarlas a dos manos como si fueran un bebé, voltearlas, aventarlas y demás, prácticamente las vuelve una muñeca sexual, ellas no están haciendo nada, sólo están siendo maleables. Esto es lo que causa la  impresión de que en verdad son mejor cogiendo, pero sólo es una ilusión. Este mismo papel de mujer sumisa es lo que en un tono más elevado termina en cosas como: “Me gusta que me amarren y me cuelguen del techo”.

No se dejen engañar por las enanas para cotizarse más en el mercado, todo es demasiado obvio,  ¿acaso soy el único con un doctorado en psicología? Las altas siempre serán las mejores, primero que nada porque están más pesadas, segundo porque te las puedes coger parado sin necesidad de cargarlas, ¿apoco eso no es lo mejor que hay?

Porque a las chaparras las tienes que cargar o repasar todo lo aprendido jugando twister para poder metérselas, y no, así es como te chingas la rodilla. Dios no libre de chingarnos la rodilla.

Una mujer menor a 1.85 es chaparra, no sirve para coger, fin de la historia. Pero igual no la vamos a discriminar por eso, es más, vamos a cogerlas por lástima, ¿ya qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s