Hay que aprender a caminar entre serpientes.

Hay que  aprender a caminar entre serpientes.
Que el veneno de sus bocas sirva para restañar nuestras heridas.
Que el miasma de sus bocas te sirva de perfume.
Las serpientes no mueren con lo pesado de la zancada
Las serpientes no mueren por su propio veneno.
Las serpientes mueren cuando te otorgan la razón.
Las serpientes mueren cuando se muerden su propia cola.

Hay que aprender a caminar entre serpientes.
Hay que aprender a domar serpientes.
Porque aquellos que aprenden a caminar entre serpientes.
Son los mismos que pueden contra cualquier escollo en el duro camino a la virtud.
Hay que aprender a caminar entre serpientes.

Resultado de imagen para uroboros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s