Genes inteligentes.

Últimamente he visto que ocho conocidas quedaron preñadas, la verdad sólo una de ellas me cae bien, las otras pues ¡meh!, pura pendeja. Total, el hecho de estar rodeado de embarazadas me ha sembrado el angustioso sentimiento de que yo tal vez tenga que ser padre algún día, y pues no, no me gusta pensar en eso.

No es que no me gusten los niños, al contrario, pienso que se ven bonitos, son como tener un perrito bebé, los puedes cargar, los puedes vestir de algún pokémon y les puedes dar de comer croquetas, son una chulada. El problema aquí es el proceso de ser padre, deja me explayo:

Yo crecí con un complejo bien cabrón, en mi familia soy la persona con más discapacidad mental, el de menor IQ, el de menor todo, se podría decir que soy el retrasado de la familia. La discriminación por estar todo pendejo me ha llevado a crear un álter ego arrogante ante la sociedad, que para ser honestos… No es una sociedad muy privilegiada en aspectos mentales.

Si yo tengo un hijo no quiero que pase por eso, quiero utilizarlo para desfalcar a la mafia del poder intelectual que hay en mi familia. Dado que mis genes son un poco autistas, la única solución es que mi esposa sea ─de a huevo─ más inteligente que yo.

Y es aquí donde se presenta el problema, al ser una persona arrogante, es casi imposible que pueda detectar en una mujer algo como: «¡Ufff!, esa chica me mama porque es bien inteligente», no, casi nunca pasa, por lo general me pasa ya con señoras que están como que más experimentadas, pero tampoco quiero embarazar a una señora, que puta hueva y que puto oso llevar a una señora a la cena familiar para presentarla como mi esposa:

─Mamá, ella es mi futura esposa y madre del hijo que va a romper todos los esquemas que están establecidos en esta sociedad arcaica y retrógrada. Tiene 50 años y tiene un doctorado en física de partículas.

O sea, por más posdoctorados que tenga no quita el hecho de que tenga 50 años, y pues eso está muy mal, no quiero ni imaginarme la escena porque empiezo a sentir incomodidad. Ojo, no estoy discriminando a las señoras de 50 años, Dios en el cielo sabe que con unas copas demás, mi cuerpo no opondría resistencia en darle la cogida que no ha recibido en medio siglo, pero bueno, eso es otra historia.

Es bien feo, a pesar de que yo soy el pendejo de mi familia, las mujeres de mi edad ─y las más jóvenes─ están pero que sí pendejas, ya no ahondemos en el tema de gustos, porque todos sabemos que las mujeres están gobernadas por los lascivos ritmos del reggaetón, el sin chiste de la música banda, ver OITNB, «enamorándonos» y pura mierda. No, no las voy a juzgar por el hecho de tener un gusto de mierda, sencillamente están pendejas.

Son personas que si hablas con ellas te aburren, pura ortografía del orto, tartamudean, se traban, puto vocabulario que yo tenía a los 8 años. Estoy seguro que algún tipo de discapacidad deben tener, pero claro, voy a fingir que no lo tienen, no se vayan a enojar conmigo si empiezo a citar nombres de conocidas.

Como sea, que puto fiasco de vida, uno ya ni pide que estén buenas o bonitas, ya ni el hecho de que usen lentes, ya bajé la expectativa por completo a un rotundo:

DIOS, DAME UNA MUJER QUE NO ESTÉ PENDEJA.

Pero Dios está enojado conmigo, así que sólo me manda gatos, que no puedo ni tomarlos porque mis perros los matan, puta vida.

Puta puta vida…

espacio-r3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s