¿Qué harán mis compañeros después de la universidad?, bodas, extorsión y otras aventuras.

Si Dios quiere casi toda nuestra generación se titula este año, claro, los químicos bacteriólogos parasitólogos sí o sí se largan porque sus increíbles carreras sólo son de 9 semestres y no les piden los cuarenta y tantos créditos con optativas que a las otras carreras les piden, total, siempre han sido especiales, ¿cómo les iban a exigir más?, no se nos vayan a suicidar en los baños por la sobrecarga de emociones.

Como sea, en teoría la mayoría de los alumnos de las otras carreras de ciencias químicas deberían poder largarse o quedarse muy próximos a irse en este año, y pues hoy estuve pensando seriamente en algo: ¿Qué pasará con mis compañeros después de titularse?

Creo que es obvio, no hace falta decir lo que pasará conmigo porque yo tengo un plan trazado paso a paso desde hace 7 años, y va de puta madre, así que no hay que ahondar mucho, pero… Mis compañeros me preocupan.

Primero que nada se les va a subir el ego y van a empezar a jactarse de que son científicos ─incluso aunque el 80% de ellos no tenga ningún paper─, luego, el otro 20% ─que sí tiene el paper─ también se jactará de ser científicos por haber investigado algo que no sirve absolutamente de nada, pero bueno, el argumento de la ciencia siempre es el mismo: «No se trata de encontrarle utilidad, sino de investigar cualquier tema random», ¡eith!, puta ciencia mediocre, posiblemente la ciencia es uno de los mayores cánceres de la humanidad, por eso hay que estudiar ingeniería o el lado pragmático de la ciencia, esos conocimientos juntándose sólo sirven para hacer basura, digo, siempre andan imprimiendo las putas tesis y demás cosas que se avientan. Hasta parece basurero la biblioteca.

No quiero sonar a estudiante de ciencias amargado, pero la verdad no me impresiona ese perfil de seudo científico de mis compañeros, no es como que sirva de mucho, porque curiosamente así como salen ellos han salido muchas generaciones, ¿y sabes qué ha sido de ellos?, exacto: Nada.

Siempre salen puros putos don nadie, ningún científico que cambie el mundo, ninguno que haga algo de provecho, pura puta basura para ser sincero, y los que le echan «más ganas» terminan haciendo un máster, luego un doctorado, y listo, un pase directo a trabajar en su alma máter para dar clases a otras generaciones de inútiles que seguirán lo mismos pasos. Ese es el ciclo de la educación, lo aceptas e intentas salirte a tiempo, lo niegas y terminas dentro de él.

Como dijo un sabio filósofo que de vez en cuando comenta en mi Facebook: «Los profesores de la facultad son los mediocres que no la armaron ejerciendo», y le creo, no todos los profesores, pero sí el 90%, fácil, hasta temo equivocarme de quedarme bajo con ese 90.

Por eso independientemente de lo que hagan terminando la carrera sólo les voy a pedir dos cosas:

1.- No quiero que me vuelvan a hablar.

Así de esas, yo he eliminado de mi vida a todas las personas que conocí en la primaria, a casi todos (sólo conservé dos) de mi primera secundaria, sólo conservé uno más de mi otra secundaria, a uno de la prepa, y voy con toda la intención de conservar sólo dos de la universidad.

Creo que ya es muy tarde como para que ese número dos, suba a tres o cuatro, so… Para mí esto no fue «momentos mágicos», ni increíbles, ni un carajo. Para ustedes sí, porque son unos putos mocosos que nunca tuvieron que trabajar en putos 10000 trabajos diferentes e ir escalando como maldito esclavo del sistema capitalista opresor. Para ustedes sí que tienen autismo, tartamudean al hablar y son tímidos para hacer relaciones nuevas, para ustedes sí que entraron jodidos en muchos aspectos, y adivinaron: Salieron igual de jodidos porque el sistema de «competencias» es una puta estafa.

Pero… Para las personas con un IQ promedio (como yo) a las que no nos ha impresionado para nada la educación universitaria ni los experimentos de la semana de química, pues no, no hay nada que recordar, a lo mucho las fiestas, pero… ¡Oh sorpresa!, ¿adivina quién ha ayudado a organizar las más buenas?

Por eso te pido que me elimines de tu vida y nos quedemos sin ningún rencor, porque para ser sincero… Saliendo no voy a necesitar nada de ti, no quiero saber nada de ti, no quiero saber si eres feliz, si por fin tu mamá se murió de cáncer, si se murió tu puto perro, si entraste a la maestría, si conseguiste trabajo en el OXXO, etc, etc.

Y la segunda cosa que te pido y que es contradictoria a la primera:

2.- Que me invites a tu boda.

Así de esas, y no sólo quiero que me invites, sino que lo hagas con mucha anticipación, tengo un puto plan nivel genio que debe ser ejecutado, pon atención:

Dado que eres egresado de química tu novia le contará cosas increíbles a sus damas de honor en la víspera del evento: «Es increíble, es químico, coge bien chido, estoy tan enamorada, gana bien, es dulce, es cariñoso, bla bla bla, estoy toda pendeja, bla bla bla». Obviamente tu futura esposa no sabe qué va a contraer matrimonio con un pendejazo, pero bueno, yo sí.

¿Y para qué sirve esto?, sencillo. Tu novia sugestionará a las damas, obviamente tu novia sabrá que gran parte de tus invitados son de la universidad, y es allí donde las damas de honor relacionarán los aspectos buenos de tu persona con la profesión y tus invitados, van a ir de cacería y yo haré mi mejor performance de víctima, y bueno, el resto de la historia ya entra en mis increíbles dotes del dialogo y la planeación.

Lo que haré será ir con toda la intención de cogerme a una y conseguir el teléfono de otra. Entonces después de cogerme a una le daré de tomar mucho alcohol, esto será sencillo porque todavía tendrá los químicos esos que tienes en la cabeza después de coger y su capacidad para tomar decisiones ya no será del todo objetiva, y bueno, ¿para qué la quiero poner ebria después de coger y no antes?, sencillo: Para que al día siguiente despierte muerta, tan cruda que no se pueda levantar en unas doce horas, en cambio, a la que le pedí el teléfono podrá salir conmigo al día siguiente, ya que como muchos de ustedes saben yo nunca he tenido cruda ─ni tendré─, eso me da 12 horas de ventaja al evitar que tenga contacto con la sociedad, sus redes y otras mierdas. Es más, si la puedo asesinar en la boda que mejor.

So… Mientras la otra se encuentra en terapia intensiva recuperándose yo podré salir con la que me dio su teléfono al día siguiente, y así nos evitamos esos mensajitos entre damas de honor en las que salgo quemado por intentar cogerme a dos buenas amigas al mismo tiempo.

¿Te fijas como soy un puto genio?

Ahora, mis demandas tendrán que ser cumplidas, porque más que petición esto ya es una extorsión: O me invitas a tu boda o lo que digo a tu novia que eres un pendejo y toda tu lista de pecados.

¿No me crees?, no me pruebes… Ni por un puto momento.

¿Apoco no suena bien chingón el plan?, obviamente estoy omitiendo 883 detalles que son demasiado obvios como para ser cuestionados, la demostración de los mismos se le deja como ejercicios al lector.

#PeaceOut.

Graduation.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s