Querido diario: Chihuahua y las televisiones

No he dado mi opinión sobre los acontecimientos recientes en mi amada ciudad. Debido a que aquí en el blog nos encanta dar nuestra opinión de temas completamente irrelevantes, pues vale, lo haremos a pesar de que está más que claro lo que opino de mis congéneres, los Chihuahuaeños.

Sólo en caso de que vivas debajo de una puta piedra: Un empleado todo autista y lleno de odio por su trabajo mal pagado, se equivocó con las etiquetas de los precios de las pantallas planas, y dichos electrónicos que valían más de 10 mil pesos, bueno, terminaron valiendo algo así como 10 pesos.

Obvio el drama no quedó allí, porque el buen samaritano que se percató de eso, de inmediato corrió la voz a todos los otros muertos de hambre para que aprovecharan la oportunidad para derrotar al sistema capitalista opresor, ¿cómo?, pues comprando pantallas a 10 pesos.

Unos les dijeron a otros y de la nada ya teníamos a todo Chihuahua peleando contra las fuerzas oscuras de la tienda de autoservicio que sufrió el atentado terrorista de los ciudadanos que desahogan su frustración económica comprando cosas que normalmente no pueden pagar.

La tienda de autoservicio fue firme y dijo: «No estén mamando, como son culos, no sean así, vamos a perder un 0.0000000000001% de nuestra pequeñísima fortuna en las islas Caimán».

Como siempre los mexicanos que no respetan las leyes se valieron de las mismas para ganar el caso del año, ¿cómo?, pues hablándole a la institución defensora de los jodidos por antonomasia: La PROFECO (Procuraduría federal del consumidor).

La PROFECO fue firme, le dijo a la tienda de autoservicio: «No estés mamando, tú pusiste 10 pesos de precio, ahora lo cumples». Tras una querella de horas la gente que se había abarrotado en la tienda de autoservicio salió triunfadora y con sus nuevas televisiones en mano.

Lo gracioso es que no les bastó con chingarse una o dos televisiones, claro que no, hubo cabrones que se llevaron hasta 10, todas las que cabían en su puta camioneta. Unos genios de los buenos negocios, judíos posiblemente.

Lo que hicieron los Chihuahuenses no fue muy diferente a lo que pasó en el gasolinazo y los atracos a todos los pobres negocios que nada tenían que ver con la inflación en el precio de la gasolina, pero bueno, ¿qué podemos hacer?, nada, sólo ver en las noticias como el mismo pueblo se autodestruye y paulatinamente hacen que las empresas y corporaciones (que son unos mierdas), pues, sea más mierdas…

Realmente es curioso, los mexicanos no conocen una mierda de leyes, derechos, obligaciones y todas esas mamadas que nos enseñaron a rimar en sociedad, pero, los pocos que llegan a conocer un poco de leyes y/o instituciones que pueden ayudarnos a defender «nuestros derechos», pues las utilizan con toda la intención de joder, de cometer actos de dudosa moral y ética.

Así como conocen a la PROFECO  y la usan para poder conseguir una televisión a 10 pesos, bueno, pues deberían conocer a las demás instituciones y leyes que los pueden ayudar para cosas que realmente valgan la pena.

¿Lo que pasó es bueno o malo?, no sé, realmente ni me importa, yo siempre he dicho que la gente de Chihuahua son unos pendejos con un IQ muy parecido al del ganado del que tanto se jactan ser exponentes, digo, yo nunca he visto a una vaca robarse una televisión .

Si yo hubiese llegado a la casa con una televisión de esas mi mamá me hubiese cortado una mano, sin mamar, tal vez hasta las dos me termina cortando, pero bueno, mientras no me corte la verga todo bien.

En fin Chihuahua, luego no te quejes, una  chica comediante termina diciendo que los de Chihuahua son unos animales todos pendejos y de la nada la quieres linchar, pero mira, sólo dándoles armas a los comediantes y a cualquier persona que se quiera burlar de la situación del estado.

Lo gracioso es que las personas van a estar sentados en su casa, mirando las noticias y van a empezar a ver el informe de gobierno donde dicen como los han empinado en todo el sexenio, exclamarán algo tipo: «¡Puto gobierno opresor!».

Se irán de su casa enojados a comprar el mandado, y sorpresa, el aguacate subió dos pesos, el tomate un peso, ¿qué está pasando?, nada, sólo tú poniéndote el cañón de la escopeta en el culo.

Como siempre digo: Es curioso como el estado más grande de México tiene a las personas con la mente más pequeña.

#PeaceOut.

tv-thief

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s