La sobrevaloración de la vagina.

¿Nunca han leído páginas como «cultura colectiva», «Vice» y «Playground»?, yo creo que la mayoría de los usuarios de Facebook le tiene like a esas páginas. Y está bien, en sus inicios ponían artículos bien divertidos e interesantes, ¿y ahora?, no, es como el amor, se termina pudriendo en función del tiempo.

Ahora esas páginas sólo se dedican a sexualizar contenido, y eso está bien, el sexo vende, a eso venimos a la vida, lo dice el ciclo de la vida que te enseñan en la primaria y los malos tuiteros:

1.-Naces.
2.-Creces.
3.-Coges un chingo.
4.-Te mueres alv.

¿Dudas?, no creo.

Yo no tengo nada en contra de que todo hable de sexo, no soy una monja, yo no creo en nada de eso, yo estoy corrompido, soy un Freud contemporáneo, puedo relacionar casi todo con motivos y/o raíces sexuales, desde lo normal hasta lo pasado de verga, es mi gran habilidad.

El problema que yo tengo no es que hablen de sexo, sino de que sólo hablen de la vagina y lo vean como algo súper místico. Chequen estos ejemplos de titulares típicos de esas páginas:

«La hermosa pero compleja belleza de la vagina en estas 50 ilustraciones de un artista del que nunca habías escuchado una mierda en tu vida».

«100 secretos que no conocías de la vagina».

«Instructivo para encontrar el clítoris».

«Manual para darle mayor placer a tu novia en función de los 7 chakras vaginales más importantes».

«Teorías nazis sobre la vagina».

«¿Es la vagina una entrada al infierno?».

Yo sé, estamos en pleno siglo veintialgo, no ser incluyentes con la mujer nos puede acarrear un chingo de comentarios de odio a través de las redes sociales, comentarios hechos por una manada de mujeres, que, de igual forma, son unas completas don nadie.

No estoy en contra de las cosas que estén en aras de igualdad ─lo que sea que «igualdad» signifique─, pero, ¿tanto relacionado con la vagina y el placer femenino?, no te mames.

Damas y caballeros, me atrevo a decir que el placer femenino es una de las cosas más sencillas del universo, no hay nada de complejo, son los hombres los que lo intentan volver complejo, ya sea por pendejos o por eyaculadores precoces ─y eso último tampoco es pretexto─.

La mujer sólo tiene 3 agujeros para practicar sexo, dos de ellos generan placer, el otro sólo es de donde sale toda la mierda que caracteriza a la mujer ─y no estoy hablando del culo─.

A menos que tu pareja sexual sea algún tipo de animal casero, no veo razón para que te compliques encontrando el clítoris, todas lo suelen tener por el mismo lugar, a menos que te hayas agarrado a una bien deforme, en ese caso, buena suerte.

Con una mujer normalita, estándar, humana, no deberías batallar para encontrarlo, estuvo donde mismo que ayer, lo está hoy, ¿y quién sabe?, con mucha suerte seguirá allí muchos años más. En miles de años existe la posibilidad que nosotros los machos alfa desaparezcamos y las mujeres puedan reproducirse sólo entre ellas, y eso es un miedo mío, no por el hecho de que desaparezcan los machos, ¿tienes idea de lo repetitivo y aburrido que sería todo el porno?, una tragedia.

Yo sé, muchas mujeres estarán pensando y argumentando cosas como: «No mames Efraín, las zonas erógenas de la mujer son muchas, yo leí en uno de esos artículos que no tienen un carajo de evidencia que el oído de la mujer es la zona más erógena y bla bla bla». Mi amor, yo sé, el pre y todas esas mierdas son obvias, nadie llega con toda la intención de buenas a primeras de sólo empalarte, de ayudarte a que logres un performance de brocheta.

Estoy hablando del acto sexual como tal, ya cuando empezaste a coger, no puedes decir ese tipo de pendejadas mientras coges:

─Mi amor, a mí me pone bien caliente cuando me hacen piojitos en la cabeza.
─Que bonita mi niña, pero estamos cogiendo, éste asunto es  50/50, ¿qué esperas que haga?, ¿qué te haga piojitos con la verga?, no sabía que estabas tan dañada.

Chicos, ya hice muy largo éste texto y me desvié como toda la puta vida,  creo que quedaron claros los puntos, y si no quedaron, pues no me importa, yo me entiendo, con eso me basta para saber que tengo la razón, el puto monopolio de la verdad.

No gasten su tiempo leyendo artículos pendejos que te dan paso a paso cómo hacer que una mujer se venga, está muy pendejo, es más, está más divertido ir y cagarla, aprender a base de duros y vergonzosos golpes

─ ¿¡Qué te pasa pendejo!?,  ¿¡Por qué haces eso!?
─ ¿Qué?, ¿Yo cómo iba a saber que no te gustaba por el culo?, siempre tuviste finta de ser una guarra, una chica muy sucia, una puta.
─ ¡No mames!, ¿por qué me hablas así?
─ Ok, ya, perdón. Tampoco sabía que no te gustaba, hahahaha.

Y listo, se va a cagar de risa y va a estar agradecida porque aparte de que te las estás cogiendo también la haces reír, ¡puto ofertón!, 2×1, ni tu tienda de autoservicio favorita te iguala esas ofertas, no lo arruines y ya tenemos boda.

#PeaceOut.

vaginaman

Un comentario en “La sobrevaloración de la vagina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s