TOP 10 errores que van a mandar tu relación amorosa a la mierda ─ Parte II

Aquí en 3deep5me cumplimos todas nuestras promesas, excepto aquellas que riman con «te amo y voy a estar toda la vida a tu lado», por ende, aquí tienen la segunda parte del texto que iniciamos el día de ayer.

No tengo idea de cuántas palabras van a ser, así que si te aburres en las primeras cien, lo entenderemos, para ser sinceros: Nunca esperamos nada de ti.

Sin más de momento, vamos a ellos:

Error #6: El orgullo.

El orgullo es el lado opuesto a la falta de autoestima, en cierta parte es un exceso de la misma.

No hay nada que cause más asco y repulsión en una relación que una persona que tiene un exceso del mismo. Frases estilo: «Si él no me habla yo no le pienso hablar», ¡Uff!, mi mamá me daría una cachetada bien puesta si yo le dijera algo así.

Lo mismo debería pasar con una pareja, si estás con una persona a la que quieres, o deseas iniciar una relación con una persona, o esa persona te interesa como tal… No hay lugar para ese tipo de mamadas, las mamadas van en otro lugar.

¿Cuál es el punto de no hablar con esa persona sólo porque ella no te habla?, el interés genera interés. Si tú no eres una persona que demuestra interés no hay razón para que la otra persona se interese en ti. Actitudes de ese estilo sólo te causarán que te manden a  chingar tu madre en un tiempo récord, digno de olimpiadas.

Conozco casos de relaciones que se han ido a la mierda sólo por esas actitudes, y no sólo eso: Conozco casos de relaciones que nunca iniciaron sólo porque uno de los participantes sacó su orgullo a relucir.

No hay nada más asqueroso, inmaduro y poco sexy que una actitud orgullosa. No eres tan especial como crees, si piensas que la persona que quieres va a andar aguantando esas mierdas, pues sí, tal vez lo haga, pero tarde o temprano todos nos cansamos.

Cuando eso pase no vas a saber ni por donde te llega el chingazo. Lo peor de todo es que por ser una persona orgullosa pensarás cosas como: «No, pues no fue mi culpa, él ya no quiso hablar conmigo, yo no soy la del problema, yo estoy bien, yo soy chingona, yo soy perfecta», son tus pinches demonios hablando, como siempre.

También hay casos, si tú ya pusiste todo de tu parte entonces tú ya eres libre de mandar a esa persona a la mierda, pero recuerda: Nunca ponemos todo de nuestra parte. Si así fuera, éste mundo sería un lugar mejor, pero divina… No lo es.

Error #7: Putos mártires.

A menos que estés planeando volverte un santo de la iglesia católica no creo que valga la pena andar sufriendo tanto y de gratis.

No hay cosa que cause más repulsión que aquellas personas que nacieron para ser las víctimas de todo.

No puedes deslindarte de los problemas haciéndote pasar por la víctima, eso es querer generar lástima en tu pareja, y eso es patético. Sobre todo se ve mal si eres hombre, y  no es que no quiera sonar sexista, pero cuando eres hombre y te haces la victima te ves demasiado maricón ─sin ofender a todos los maricones que estén leyendo esto─.

La técnica de la victimización es una de las favoritas por la mujer, porque las mujeres se ven bonitas haciéndose las víctimas, ¿nunca viste la película de Shrek?, el gato con botas siempre pone unos ojos bien chulos cuando están a punto de meterle la chinga de su vida, lo mismo hacen las mujeres.

Pero eso no está bien, los problemas se deben resolver hablando, a través de la comunicación. No existe algo llamado «tú tienes la culpa». Un problema de pareja es un problema de dos.

Aunque una persona sea 100% responsable, la resolución del mismo debe ser 50/50, te guste o no, así es la cosa.

Hay que aprender a resolver los problemas de una forma racional,  objetiva, chingona, de forma humana. Hacerse la víctima es para pendejos, si abusas de la victimización ya nadie te va a creer nunca, ¿recuerdas la historia del niño y el lobo?, pues bueno, así te puede pasar cuando abuses de la victimización.

Lo peor de todo: Te ves patético, te ves mal y te ves débil. Nadie quiere estar con una persona débil.

Error #8: Nacimos para follar.

Como dijo el sabio Rick Sánchez: «What people call love is just a chemical reaction that compels animals to breed».

Quieras o no, un porcentaje importante de una relación es coger, mucho, más que los conejos.

Yo sé que como mujer creciste viendo películas de Disney y nunca viste a la sirenita tirando palo con el príncipe, pero créeme, lo hicieron. Tal vez necesites cambiar de película de Disney, ¿nunca has visto la película de Semesienta y los 7 enanos?, ¡Uf!, un clásico del cine porno, 100% recomendada.

Yo sé que tienes sueños y te ves con un velo blanco en el altar, perdiendo la virginidad en la noche de bodas, pero no, eso no va a pasar. Créeme que en pleno 2017 ningún hombre va a casarse con una mujer que no sabe coger, mucho menos si para la boda faltan 5 años.

Tampoco estoy diciendo que renuncies a tus valores, sólo busca a la persona indicada, para que en caso de que terminen no vivas arrepentida de haber cogido con esa persona.

Nadie valora la virginidad en pleno 2017, al contrario, es una traba importante para hacer el increíble performance de actores porno que todos deseamos.

Si escogiste bien a tu pareja no deberías quebrar tu cabeza en temas de enfermedades o la selección del método anticonceptivo.

Pero créeme, si te haces la mojigata, la monja… Cuidado, alguien más se va a comer tu mandado.

Te sorprenderías de la cantidad de mujeres que he conocido que después de terminar se sorprenden cuando les llega el chisme de que su novio las engañaba. Yo sé, putos hombres, todos son iguales, ¿pero qué podemos hacer?, esto es química.

Castigar el sexo es un golpe bajo,  no lo hagas, porque para tu mala suerte: Hay más mujeres que hombres. Si piensas que por ser bonita y buena no te van a poner el cuerno, pues no. Los hombres tienen una parafilia de coger con prietas feas (las putipobres), con gordas y con todo lo que se mueva.

Tampoco bases toda la relación en sexo, como alguna vez escuché en alguna película de James Bond (creo):

─ ¿Cómo puede engañar a una mujer tan hermosa como ella?
─ Detrás de cada mujer hermosa hay un hombre cansado de hacerle el amor.

¿Debes coger?, claro. Pero también debe haber algo más que eso, de lo contrario… Bueno, ya sabes qué va a pasar. Coge mucho, hablen mucho, ríanse mucho, compartan la cama y «esas cosas mágicas e inolvidables».

Error #9: Hay que ser un Miguel Hidalgo.

A esta vida se viene solo y solo te vas a morir. Buscar una pareja y casarte con ella sólo es para hacer más llevadero el camino que lleva a un lugar que todos conocemos.

¿Por qué las personas se generan una dependencia enfermiza hacía la pareja?, eso no debería pasar, no vales menos que tu pareja. Podrás ser un amargado, misántropo, enfermo, drogadicto y sin estudios, pero créeme, no vales menos que tu pareja.

La dependencia enferma hacía la pareja tiene bases en el autoestima y el miedo. ¿Apoco ya no puedes ir al cine con los amigos porque ya no va a ser lo mismo?,  ¿Apoco ya no puedes ver series en netflix porque ya no va a ser lo mismo?, ¿Apoco ya no puedes salir al parque a caminar porque ya no va ser lo mismo?

Pues claro, no seas pendeja, ya no va a ser lo mismo, ahora lo vas a hacer sola.

Pero antes de esa persona también lo hacías sola, antes de la otra pareja también, y antes de esa, y de la otra, y de la otra, y de la otra, etcétera.

Antes de tener una pareja asegúrate de que puedas tener independencia y seguridad en tus acciones, te ves muy mal teniendo miedo de estar sola o solo.

El miedo a que las cosas terminen es el principal promotor de que las cosas terminen. ¿Por qué?, el miedo genera conductas antinaturales, enfermas, sin sentido, completamente pendejas.

Como alguna vez dije en alguna de mis tantas publicaciones:

«Las personas que tienen miedo a la soledad es porque no han encontrado en su persona la mejor compañía».

Nada nuevo, son cosas que ya deberías saber si tienes pelos allá abajo. No tengas miedo a que las cosas terminen, nada es para siempre.

Puedes tener una relación que dure toda la vida, pero la misma no será para siempre, eventualmente uno de los dos se va a morir. Así es esto de estar vivo, todos a tu alrededor van a morir, parejas, mascotas, familiares, las estrellas, todo el cosmos.

Todo inicio tiene final, aprende a vivir con ello o muere negándolo.

Error #10: No existe la justicia.

¿Has visto a la dama de la justicia?, tiene los ojos vendados por algo, es ciega. No hay concepto más estúpido entre ustedes los humanos que el concepto «justicia». Eso no existe, olvida esas cosas para lo que te resta de vida.

Si tomas como un axioma de vida el hecho de la inexistencia de la justicia, ¡uff!, créeme, no volverás a entender cosas como la «injusticia», se siente divino no preocuparte porque andan violadores en las calles, ladrones en el poder, ¿a quién le importa?, a mí no, me pasa de noche.

Como dijo el sabio Rick Sánchez: «Don’t think about it».

La justicia es un concepto que sobrepasa a la humanidad. Tal vez en otras razas funcione, pero con nosotros no.

¿A qué quiero llegar con esto?, bueno, en una relación no existirá tal cosa como la justicia, el reparto equivalente, la reciprocidad, etcétera.

En una relación siempre habrá una persona que entregue más, y obviamente: Una que lo haga menos.

Si eres la persona que siempre manda mensajes de buenos días, buenas noches, corazones, anda repartiendo abrazos, besos, detalles, etcétera. Bien por ti.

Sólo recuerda que la persona con la que estás tal vez no tenga esa naturaleza, tal vez tarde en que le nazca, tal vez simplemente no se le ocurre, nadie sabe.

También recuerda que cada detalle y gesto lo haces porque eso te hace sentir bien (egoísmo mode ON), y claro, cuando lo haces no debes esperar nada a cambio.

¿Nunca te ha pasado que tratas muy bien a tu pareja, ella no hace nada y eso te enoja?, bueno, eso es porque estabas esperando algo a cambio.

No hagas las cosas esperando algo a cambio, no hay justicia en las relaciones, con suerte te podrás conseguir a alguien que sí ponga de su parte, tal vez no tanto como tú.

Tal vez tú eres la persona que no suele hacer ni decir nada, no pasa nada, está bien.

Hay que aprender a hacer las cosas sin recibir nada a cambio, hay que aprender a renunciar a conceptos pendejos como: Justicia, reciprocidad, altruismo, etcétera.

Entre más rápido renuncies a las tradiciones pendejas de los humanos, más rápido aprenderás a que no te afecten esas mamadas.

Error #Bonus: Prohibido hablar de la ex.

¿Hace falta  dejarlo más claro?

En fin, podría seguir y seguir,  podría escribir 20 o 100 de estas mierdas, la verdad es que no hay dificultad para mí, y no es que sea un sabio, pero observar y vivir cientos de pendejadas me ha dejado claro (a base de chingazos de los feos) que se debe hacer y que no se debe hacer.

Allí me comentan si quieren en un futuro otros cinco.

No se quiebren la cabeza, personas que conocen las reglas básicas existen, el problema es que siempre preferimos estar con la persona que es un mero capricho, y claro, aprender a las malas.

Para saber con qué persona estar sólo hace falta hablar con ella y saber qué opina y qué haría en determinadas situaciones, conocer a la persona como tal.

Dejen de querer forzar relaciones con personas pendejas que no entienden las reglas del juego, porque más pendejos se ven ustedes, no mamar.

Estos consejos les doy porque son vacaciones y no tengo nada mejor que hacer, fin.

#PeaceOut.

ERRORES2.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s