Querido diario[16]: ¿Qué le está pasando a mi leche?

Si son lectores de toda la mierda que publico sabrán que yo no tomo leche por dos sencillas razones:

1.- Soy intolerante a la lactosa.
2.- Tengo una predisposición a almacenar mucho calcio.

A pesar de ello yo soy de los que siempre le tienen que poner leche y azúcar al café, yo no soy de esos putos pretenciosos que se creen catadores de café, que creen que en una taza pueden encontrar todo el significado del cosmos y el secreto de la vida. Para mí todas esas cosas son pura mierda.

De hecho, creo que tomar café oscuro sin ningún complemento es cosa de gente amargada, de viejitos, ni mi abuela hace esas mamadas, no sé por qué ustedes de jóvenes salieron tan pretenciosos y queriendo demostrar no sé qué mamadas a través de la forma en la que toman café, putos nacos.

En fin, me disponía a poner un poco de leche en mi café previamente adulterado con toneladas de azúcar, cuando me percaté de la siniestra leyenda en el bote de leche:

«Sin hormona STBr añadida*».

A lo que mi mente de forma inmediata pensó: «LOL, ¿Qué vergas es eso?, y peor aún: ¿Antes la tomaba con esa mamada añadida y no me daba cuenta?».

Hay algo bien gracioso sobre la proteína STBr, a pesar de que tengo acceso a bases de datos chingonas sé que no necesito acceder a ellas para darme una idea general de su función.

A grosso modo la proteína sólo sirve para que las señoras vacas produzcan más leche, punto.

Hay una discusión sobre ella, dado que los estudios no han demostrado que dicha proteína cause algún daño en la vaca o en los consumidores de leche, la gente del internet se ha aprovechado para crear sus teorías conspirativas sobre cómo la leche te mata, cómo todo provoca cáncer y sobre como la proteína STBr es la responsable del  atentado terrorista del 9/11.

Yo no sé cómo le hacen para inventar tanta mamada, es increíble que las personas encargadas de realizar esos estudios se remitan a contestar cosas como: «No, pues la verdad no hemos dictaminado nada, no sabemos qué pedo».

Sin embargo, la gente del internet ha creado teorías increíblemente rebuscadas sólo para intentar «desenmascarar» las ominosas acciones de las compañías lecheras.

No sé por qué me repudia tanto ese tipo de personas, no sean así hijos míos, la razón de la etiqueta en la leche es sólo para denotar la alta calidad y buena vibra que son las vaquitas que producen mucha leche.

Es como en el caso de las mamis y su leche.

¿Eres mamá y no produces leche?, no vales madre como madre, no deberías tener hijos, o en su defecto: Deberían estar muertos.

¿Pero qué pasa?, bueno, a los humanos nos gusta sacar a flote a todos los humanos defectuosos con el argumento: «¿Quiénes somos para juzgar quién vive o quién muere?», de hecho, eso de evitar que los niños con síndrome de down metan la verga en el toma corriente no es una acción de benevolencia  y altruismo, no, es una acción de arrogancia y egolatría. Es demostrar que el conocimiento humano sobrepasa lo que dicta la madre naturaleza, demostrar que la acción humana tiene más poder que el concepto  abstracto que crearon los pobres llamado «Dios».

Total, ya me volví a desviar del tema, y demasiado.

La moraleja es:

Tomen leche ustedes que pueden, si buscan algo en google no sean parte del grupo de hipocondriacos y hippies que piensan que absolutamente todo conspira contra ellos. Que jodido debe  sentirse vivir de esa forma.

Vivir ya es una mierda, más mierda debe sentirse vivir con tanto miedo y paranoia.

Be smart.

#PeaceOut.

IMG_20170808_151248292.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s