Que tus ojos se vuelvan espejos.

Que tus ojos se vuelvan espejos.

Antes de asolar mis campos de verdades con tus palabras endebles.
Antes de que tu sucia palabra perfore en mis pozos de aguas claras.
Antes de que tu hipocresía nuble mis cielos.
Antes de que tus mares de mentiras ahoguen a todo mi pueblo.
Antes de que dejes que el agua de mar corra por las pestañas.
Antes de eso.
Y antes de todo…

Acuérdate de que también fui educado para morder el cuello.
Acuérdate de que puedo escupir fuego y veneno.
Acuérdate de que las palabras también hacen temblar el suelo.
Acuérdate de que sólo el odio es sincero.
Acuérdate de que cuando miras de reojo dejas ciega una dirección.
Acuérdate de que las palabras también son devastación.

Antes de eso.
Y antes de todo…
Antes acuérdate.

Antes de mirarme con esos ojos
Antes de juzgarme.
Antes de atacarme.
Antes de seguir mirando por tus ventanas.
Antes que todo…
Que tus ojos se vuelvan espejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s