Querido diario [9]: Mi madre está intentando asesinarme.

Vale, mil disculpas, no suelo escribir dos entradas seguidas en mi diario, menos si dichas entradas no tienen nada especial, nada interesante, pero aquí hay una excepción, esto es un tema de seguridad nacional, algo que les va a cambiar la vida.

Me levanté a desayunar y como todo gordo sin talento en la cocina (ironía) decidí prepararme un sándwich, la salida fácil, el camino de los débiles. Yo suelo poner queso a los sándwiches, porque un sándwich sin queso simplemente no es un sándwich. No soy políglota, pero estoy seguro que en algún país del mundo la palabra sándwich debe significar «derivado del queso». Tal vez sándwich es la forma de decir «quesadilla» en algún país del mundo, tal vez…

Como sea, allí estaba yo, con mis panes llenos de mayonesa y mi jamón dentro de ellos ─esto empieza a sonar sucio y sexual, pero no es así─, sólo me faltaba el ingrediente final, la cereza del pastel, aquél ingrediente que hace que un puto sándwich sea un sándwich. Saqué un cuchillo para cortar unas rebanadas de queso y abrí el refrigerador para buscar ese delicioso queso que hacen los menonitas de mi ciudad, ese delicioso queso base leche… ¡Sorpresa hijo de puta!

Cuando abrí el refrigerador me topé con esta mierda, quiero que vean la imagen con detenimiento, ¿Listos?, aquí va:

quesoama.jpg

¿Qué notaron de raro?, no me vayan a decir «Nada Efraín, sólo es queso estilo americano, un queso amarillo común y corriente», porque no, ni eso es, chequen con detenimiento la palabra «imitación».

Imitación es un eufemismo de «un patético intento de…». O sea, yo ya me había aguantado las ganas de llorar al ver queso amarillo como el macho alfa que soy, pero cuando me puse a leer que ES UNA PUTA IMITACIÓN no pude contener el dolor y me rompí en llanto, ¿qué se supone que voy a hacer con él?, ¿nachos?, no me jodas.

Salí corriendo al cuarto de mi madre, con esa mierda entre las manos, lágrimas en los ojos y con la voz quebrada le dije amablemente:

─Ma-ma-ma MAMÁ, ¿PERO QUÉ MIERDAS ES ESTO?
─ ¿Cómo qué qué es?, pues queso, no había del otro.
─ ¿Cómo no iba a haber del otro?, NO MAMES, pues si es un centro comercial donde compras, ¿no?, ¿o dónde compras queso?, ¿en la tienda de pinturas o qué carajos?, no se puede acabar el queso, es improbable, ¿POR QUÉ ME MIENTES?
─ Estaba muy caro el otro e igual no pienso hacer comida esta semana.
─ ¡¿POR QUÉ ME ODIAS TANTO?, COMO DESEARÍA ESTAR MUERTO, ¿PARA QUÉ NACÍA?, ¿PARA QUE ME TRAÍAS A ESTA PUTA VIDA LLENA DE DOLOR?, TE ODIO!

Me fui llorando a la cocina mientras veía un sándwich no terminando, él me miraba a los ojos triste porque al igual que mi madre conmigo, sólo lo traje al mundo para no ser feliz. Toda misión de un sándwich en esta vida es terminar con el queso dentro de él, ¿Y yo?, yo le estaba negando su destino.

Lo iba a tirar a la basura para terminar con su sufrimiento, pero luego recordé que es comida y se me vinieron a la mente todos esos niños africanos muriéndose de hambre, me cagué de risa y me volvió a dar hambre. No sé qué tengo dentro de mí que siempre que pienso en niños famélicos africanos me da mucha risa y hambre, así soy yo, alguien  a quien Dios confirió de talentos extraños.

El problema es que yo no pensaba comer un sándwich sin queso, pero venga, es el 2017, me puse a googlear lo siguiente:

> ¿Cómo se hace el queso?
> ¿Cómo hago queso con un litro de leche?
> ¿Dónde puedo comprar queso en Chihuahua?
> ¿El queso estilo americano da cáncer?

No encontré nada que me ayudara, así que sólo decidí comerme el sándwich sin queso pero con un vaso de leche. Pensé algo tipo: «La leche va a compensar el sabor del queso, le doy una mordida al sándwich y un trago a la leche, sencillo».

Eso hice, ¿el problema?, bueno, soy intolerante a la lactosa.

Esta es mi carta de despedida, estoy acostado en mi cama aguantando las ganas de vomitar el sándwich (porque los gordos no vomitamos, por eso somos gordos). No sé si vaya a sobrevivir, no sé qué me espera el día de mañana.

Pero si llego a morir… Por favor culpen a mi madre, échenle en cara que todo esto es su culpa, alguien vengue mi muerte.

#PeaceOut.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s