[Cuento]: Rompope.

                Frente a nosotros estaba uno de mis mejores amigos, con entusiasmo nos contaba la historia del cómo había logrado que otra estudiante del convento de monjas follara con él, todos reían de la forma graciosa con la que nos contaba los hechos:

─ ¿Puedes creerlo?, en cierta parte follar con una monja es como follarte un pingüino, no sé si Dios me castigará por promiscuo o por zoofilia. Te lo digo, esas monjas están muy locas, no usan ropa interior, si te pones a pensar tiene sentido, ¿para qué usar ropa interior si nadie te la va a quitar?, el roce de la ropa con los genitales nunca ha matado a nadie, la ropa interior es algo que inventamos nosotros los humanos para volver más divertido el sexo, llenarlo de misterio, como la emoción que sientes al abrir un regalo de cumpleaños, la diferencia es que al regalo no…

Ver la entrada original 2.708 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s